sábado, mayo 02, 2015

#Tuiza “El exilio saharaui. Una larga estación de adobe”. Recital Poético Tuiza. Palacio de Cristal del Parque del Retiro. Museo Reina Sofía

Boaventura Sousa de Santo y Maria Paula Meneses

*Fuente: Poemario por un Sahara Libre; 30 de abril de 2015
El tercer recital de los poetas saharauis Zahra Hasnaui y Bahia Mahmud Awah en la jaima de Federico Guzmán, Tuiza, giró en torno al tema del exilio, esa “larga estación de adobe”, en palabras del poeta saharaui Limam Boicha.
Tras el recital poético comenzó una interesante mesa redonda. A Zahra y Bahia se unieron el profesor de Antropología de la UAM Juan Carlos Gimeno, los profesores Boaventura de Sousa Santos y María Paula Meneses de la Universidad de Coimbra y el poeta saharaui Limam Boicha.
Juan Carlos Gimeno explicó el trabajo que desde la Universidad Autónoma de Madrid y la ONGD Antropología en Acción se viene realizando desde hace varios años para preservar la memoria oral saharaui, uno de cuyos ejes es el trabajo que se está realizando con los poetas saharauis nacionales, que componen en hasania. “Para los saharauis, como para tantos pueblos del mundo, la poesía no es un lujo, si no una necesidad”, afirmó Gimeno. La Generación de la Amistad, escritores saharauis en español es una generación puente con los poetas en hasania. El profesor Gimeno explicó que en su proyecto se está trabajando en un archivo nacional de poesía para la recuperación de la memoria oral saharaui, en particular la poesía y antologías poéticas sobre estos poetas nacionales saharauis. Además se ha realizado el documental “Legna, habla el verso saharaui”, ganador del primero del FISahara 2014. La traducción al español de la poesía saharaui en hasania es en palabras de Gimeno “todo un desafío”. El español es un idioma que han mantenido los saharauis por “decisión propia” y como factor de identidad, pero corre el peligro de “desaparecer” por la actuación marroquí, que trata de borrar cualquier huella del pasado colonial español.
La profesora e investigadora María Paula Meneses definió a la poesía saharaui como “profundamente arraigada; un arma para amplificar la lucha, la denuncia y el combate, para amplificar las redes de solidaridad”. Meneses definió la invasión de Marruecos como otra forma de colonialismo.
A continuación tomó la palabra el profesor Boaventura de Sousa Santos, uno de los principales intelectuales en el área de ciencias sociales, que se define como un “optimista trágico”. Se mostró “ilusionado y emocionado por compartir estas experiencias con los saharauis”. Destacó que Europa está en un momento en el que no sabe cuál va a ser el futuro que le espera pero en el que también ha olvidado su pasado. Ha olvidado el colonialismo, que sin embargo sigue teniendo sus consecuencias y ha desestabilizado a muchos países. El neocolonialismo es el que permite que Marruecos ejerza colonialismo sobre los saharauis. Boaventura definió la jaima como “ecología del saber” y subrayó la importancia de la “solidaridad entre arte, poesía y ciencias sociales que se produce en proyectos como Tuiza o el de poesía que lleva a cabo la Universidad Autónoma de Madrid”. En palabras del profesor de Sousa Santos “la causa no está perdida porque resistimos y porque no vamos a dejar que se pierda. La poesía y el arte resucitan energías de liberación y resistencia. El arte es una gran fuerza de liberación”. Prosiguió diciendo que “los poetas saharauis están demostrando que el arte puede cambiar el mundo, que hay una subversión en las formas de pensar”. Según el profesor, vivimos en un mundo que sólo valora lo escrito, que considera lo oral como algo del pasado, cuando la gran mayoría de seres humanos aún hoy en día mantienen una comunicación eminentemente oral y muchos ni siquiera han leído un libro. Destacó la importancia del arte como “fuerza de liberación; con él se hace política bella y política viva”.
El escritor saharaui Bahia Mahmud Awah afirmó que “los saharauis hemos sabido aprovechar nuestra parte más humana, como es la poesía, hemos optado por abrir este frente”. Se refirió a la lucha de los saharauis por no perder su rico patrimonio oral. “Estamos intentando ser más rápidos que el tiempo, antes de que el tiempo se lleve a los ancianos que nos quedan, estamos recogiendo toda su sabiduría”, concluyó.
Zahra Hasnaui ahondó en la idea del profesor de Sousa, sobre que la jaima de Tuiza forma parte de la “ecología del saber”. En ella “podemos descansar, reflexionar y alejarnos de ese neoliberalismo que nos invade y nos oprime a todos, que nos está deshumizando”.
Por su parte el poeta saharaui Limam Boicha comenzó su intervención refiriéndose a la nueva “cobarde resolución de Naciones Unidas que no se atreve a denunciar las violaciones de derechos humanos en el Sahara ocupado ni a dar competencias a la MINURSO en materia de derechos humanos”. En palabras de Limam “el pesimismo que nos podría invadir se supera gracias al trabajo de tanta gente que lucha por cambiar las cosas y visibilizar la causa saharaui y tantas otras causas. Como es el caso de la causa de Tuiza que logra que venza el optimismo”. Limam recordó que “hay muchos saharauis que claman por la guerra, por su situación de desesperanza; al mismo tiempo cada vez hay más proyectos culturales relacionados con la causa saharaui. Tiene que haber más solución que la guerra; seguir luchando, ejerciendo la resistencia activa, también a través de la cultura”, concluyó el poeta saharaui.