viernes, febrero 01, 2019

El escritor saharaui Ali Salem Iselmu presenta en Vitoria su libro “La luz de cuatro velas en el Sahara”

Son muchas las historias que aparecen en este libro, de personas huyendo hacia un destino incierto, de paisajes en los que el hombre ha tenido que luchar de forma permanente frente a la adversidad. Hay hogueras que se avistan desde lejos, espejismos en los que se sumerge la mente y se hace pequeña frente a la soledad. Allí siempre está la palabra y el verbo del narrador. Una jaima, una tabla de madera, un Almurabit[1] ofrece toda su sabiduría en la que se mezclan el miedo, la soledad y la esperanza.
“La Luz de Cuatro Velas”, es un viaje por varios continentes, un recorrido en el que aparecen varias estaciones de la vida, siempre a través del abuelo Sidati y su nieta Marta, protagonistas de un viaje que empieza con una historia de amor entre nómadas en el Tiris[2], donde el viento de arena se convierte en el espíritu de los enamorados.
El hasania[3] la lengua de los saharauis aparece en cada texto, indicando nombres de lugares y de plantas. Se fusiona con el castellano en una rica mezcla que han sabido cultivar las mujeres y los hombres del Sahara.
Aparecen relatos en la que una despedida se convierte en una carta que probablemente no tenga respuesta. Siempre hay un encuentro entre culturas que dialogan para abrazarse en una ciudad imaginaria “en la que la esperanza se hizo verdad”.
Los protagonistas de estos cuentos, sacan sus sentimientos y descubren su capacidad, frente a un destino que no han elegido.
Prevalece un orden en cada historia en la que el ser humano nace, vive y muere, sin nunca perder la esperanza en transformar su viaje interior y vencer su propio miedo.
Quiénes conocen a los saharauis saben que son grandes narradores de cuentos y fabulas como las de Chertat[4], el erizo o el chacal. Chertat es un personaje que adquiere unas veces forma humana y otras veces forma animal. A veces es glotón y otras veces es vencido por el miedo y la mentira.
Cuentan que una noche al abrigo de una montaña, Chertat tenía mucha hambre y estaba acompañado de su madre. No tenía nada que comer, entonces encendió una hoguera y empezó a calentarse en medio del frío, luego cavó un pequeño agujero al lado del fuego y se imaginó que en su interior había mucha carne asada. La madre de Chertat se acercó entonces a calentarse y pisó el agujero que había cavado Chertat. Esa acción enfadó tanto a Chartat que le dijo a su madre, «me has estropeado la carne que tenía guardada».
 La madre sorprendida le contestó:  ̶ El agujero que cavaste está vacío, no hay carne ni comida.
Chertat todo colérico, le dijo, ̶ mi imaginación me enseñó que había carne en el agujero y has pisado mi imaginación, estropeando mi cena.
La madre sorprendida ante su respuesta se marchó dejándolo solo frente al fuego.
Historias sobre el hambre, la codicia, el valor se han ido contando de jaima en jaima en El Sahara. “La Luz de Cuatro Velas”, pretende a través de cada vela contar una historia, mientras la llama siga iluminando el interior de la noche.
Esta entrega de historias recorre paisajes en la que la nieve, la humedad y un sol débil inclinado hacia el sur son los auténticos protagonistas.
En el Tiris, al sur del Sahara siempre habrá una hoguera encendida esperando que alguien rompa el silencio de la noche con la palabra merhba[5], merhba, bienvenido, bienvenido. A partir de allí nace una breve historia que cuenta:
“Si llegas alguna vez,
 a una tierra Lisa y blanca
acompañada de inmensas estatuas negras
y el andar pasivo de camellos y beduinos,
recuerda que existe una tierra sin amo y sin dueño,
espejo y alma
de todo ser inocente”.


[1] Maestro que enseña leer y escribir a los niños en una tabla de madera.
[2] Región situada en la parte sur del Sahara Occidental, conocida por sus montañas negras en forma de inselberg y grandes llanuras en los que crece el ascaf que sirve de pasto para los dromedarios.
[3] Idioma hibrido de lenguas africanas, senhaya y árabe hablado en el Sahara Occidental y Mauritania.
[4] Personaje de la narrativa oral saharaui que representante comportamientos de personas y animales.
[5] Es una palabra del hasania la lengua de los saharauis que significa “bienvenido”.




domingo, enero 27, 2019

Presentación en Vitoria del libro de relatos "La luz de las cuatro velas en el Sahara" del escritor Ali Salem Iselmu


El escritor saharaui Ali Salem Iselmu estará presentando su libro 'La luz de cuatro velas en el Sahara', publicado por Ediciones Wanáfrica, el próximo 30 de enero a las 19h en Vitoria.
Es un libro lleno de sentimiento y experiencias transformadas en historias contadas por el abuelo Sidati a su nieta Marta, dentro de una jaima en el Sahara
Un libro que se puede leer, pero también narrar y disfrutar en familia
Presentación a cargo de Javier Otaola
Miércoles 30 de enero. En Vitoria-Gasteiz, CASA DEL LIBRO a las 19:00 Horas.

lunes, enero 21, 2019

Ali Salem Iselmu, imparte una conferencia con estudiantes del Instituto del bachillerato Koldo Mitxelena de Vitoria


Vitoria Gasteiz. El pasado miércoles 16 de enero el escritor y periodista, miembro de grupo de escritores saharauis en el exilio Ali Salem Iselmu, invitado por el Instituto del bachillerato Koldo Mitxelena de Vitoria, desarrolló una charla literaria con los alumnos sobre literatura árabe y saharaui, haciendo un especial énfasis y exposición sobre el libro “Tiris, Rutas literarias” del escritor Bahia Mahmud Awah. 
La charla versó para acercar a los alumnos a la literatura africana y oriental, representada por el libro de relatos “Las Mil y Una Noches”, un clásico universal traducido a muchas lenguas.
Los estudiantes pudieron acercarse a la historia y literatura de esta parte noroeste de África, en especial el Sahara Occidental a través del libro “Tiris, rutas literarias”. Los alumnos disfrutaron de una breve critica literaria sobre el libro y las historias que recoge desde la investigación en la memoria oral saharaui, sus autores y datos de algunas bibliografías de la época colonial que versó sobre Tiris, región  saharaui cuna del verso y los eruditos anticoloniales. 
En la charla también Ali Salem Iselmu expuso algún relato de su reciente libro “La Luz de Cuatro Velas en El Sahara” obra editada recientemente en Barcelona, Catalunya.

domingo, enero 13, 2019

Instituto Cervantes: reapertura en Damasco, silencio en el Sahara Occidental y Campos de Refugiados Saharauis

Solidarios del mundo intelectual y académico con el pueblo saharaui y su proceso nacional
Blog de escritores saharauis, Generación de la Amistad, GA.
Madrid 13/01/2019. El portal Periodistas en español en su edición del 12 de enero habla sobre la nueva apertura de las oficias del Instituto Cervantes en Siria, mientras mantiene silencio respecto a la anunciada apertura de un Aula del Instituto Cervantes en los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf y una extensión en la ciudad ocupada del Sahara Occidental, El Aaiún, que no debe depender de Marruecos. Sino del propio Instituto Cervantes a través de su Colegio de la PAZ presente en el territorio desde el abandono español al Sahara Occidental en 1976.
La fuente indicó sobre el tema que “Pasan los meses y ni una triste explicación al respecto. Hay que aclarar que en el caso del Aula de Tinduf no se trata de un problema económico, la excusa oficial para no haberlo hecho ya es buscar una “fórmula” para que sea legal. Actualmente en Argelia hay dos Institutos Cervantes, en Argel y Orán, y nada impediría crear otro en Tinduf para los refugiados saharauis”, aclara Periodistas en Español.
El compromiso del Aula de Tinduf existe desde que un grupo de escritores españoles y académicos de las universidades española que solicitó en junio de 2004 –entre los que estaba, paradójicamente, el actual director del Cervantes que defendió en su día a la activista saharaui Aminetu Haidar– que se abriera un aula, petición reiterada en 2010 por la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS) y por el grupo de Escritores Saharauis en el Exilio “Generación de la Amistad”, quienes se reunieron en 2008 con el anterior Director Académico del Cervantes Francisco Moreno Hernández y le entregaron carta pidiendo que la Institución se implicara en ayudar la enseñanza del español como segunda lengua entre los saharauis presente en su currículo de enseñanza obligatoria. Encuentro en el que los escritores saharauis Zahra Hasanaui y Bahia MH Awah fueron invitados a participar por primera vez en el congreso anual de Cervantes que esa vez fue en Valparaíso, Chile. Ver enlace sobre el encuentro.
Bahia Mahmud Awah, Francisco Moreno Hernández, exdirector del Cervantes, y la filóloga y poeta saharaui Zahara Hasanui en 2008 en la sede central del Instituto en Madrid
También el diputado socialista, Odón Elorza, presentó en abril de 2017 una proposición no de ley sobre el Instituto Cervantes y la necesidad “de abrir una antena en la región de Tinduf” para favorecer la expansión de la lengua y cultura española entre los refugiados saharauis y ayudar la enseñanza en la República Saharaui.
Periodistas en español recuerda que “El director de la institución cultural, Luis García Montero, no se ha pronunciado oficialmente al respecto”. Se sabe que el escritor y poeta Luis García Montero es un afín histórico y solidario con la causa saharaui desde hace mucho tiempo. Desde Generación de la Amistad saharaui recordamos que el escritor e investigador Bahia MH Awah, en septiembre del pasado coincidió con Luis García Montero en el encuentro “Los traductores, constructores de Europa: de la Escuela de Traductores de Toledo”, y Luis le dijo a Bahia “ya sabes que estoy con vuestro pueblo y su causa”. Bahia explica que “Los escritores saharauis estamos intentando tener un encuentro con Luis García Montero, para retomar contacto con la nueva dirección del Instituto”. Hay que recordar que en abril de 2012 se presentó en el Instituto Cervantes una carta firmada por más de 200 escritores de diferentes nacionalidades solicitando la protección del español en el Sahara Occidental. Una carta que casi siete años después de ser presentada aún no ha obtenido respuesta.

lunes, enero 07, 2019

Bahia Mahmud Awah en “Las personas del verbo”, programa de José Antonio Martínez en Onda Regional Murcia

*Fuente: Poemario por un Sahara Libre, 8 de enero de 2019
El programa de radio “Las personas del verbo” de José Antonio Martínez dedica su edición del domingo 6 de enero a la participación del poeta saharaui Bahia Mahmud Awah en el festival poético Deslinde 2018. El programa recoge la tertulia que el poeta saharaui llevó a cabo con José Antonio, que fue además el encargado de presentarle.
Durante cerca de dos horas Bahia habló ante un atento público sobre la identidad cultural e historia del Sahara Occidental. La añoranza de la tierra usurpada, el exilio, la poesía en hasania o por qué hay poetas saharauis que escriben en español, el único y mejor legado que dejó la metrópoli. José Antonio y Bahia repasaron las diferentes generaciones de escritores saharauis que han elegido el español como lengua de expresión; la vinculación de la cultura saharaui a través del legado lingüístico a la familia afro-hispana; la configuración de identidad saharaui, afro-árabe-senhaya, influida por un siglo de convivencia con España y la coexistencia lingüística entre hasania y el español y su impacto en la obra de los clásicos saharauis.
El encuentro finalizó con un breve recital de poesía saharaui y con las reflexiones y preguntas del público. La conferencia de Bahia Mahmud Awah se puede escuchar completa en el programa.
La tercera edición del festival poético Deslinde, celebrada en Cartagena entre octubre y noviembre de 2018, contó con una treintena de actos y con más de ciento cuarenta participantes.
En su programa de Onda Regional Murcia José Antonio Martínez “entrevista a poetas, traductores, antólogos o editores, es decir, a aquellos que, con el lector, conforman la república de letras donde habitan 'las personas del verbo'”. Además recoge información y actividades relacionadas con la poesía dentro y fuera de la Región de Murcia. Además el programa ofrece cada domingo una cuidada selección musical.

miércoles, enero 02, 2019

El escritor y poeta Bahia Mahmud Awah en la Revista Luz Cultural, especial edición del critico literario y ensayista José Sarria

En un patio de Córdoba
El escritor y poeta Bahia Mahmud Awah en la Revista Luz Cultural, especial edición del critico literario y ensayista José Sarria, Málaga 1960.
La Revista Luz Cultural, magazine de información cultural dedica espacio para resaltar la poesía del poeta Bahia Mahmud Awah en su número del 30 de diciembre de 2018.
Magister en Antropología Social y de Orientación Pública, Universidad Autónoma de Madrid. Diplomado en traductología por las universidades UAM y UAH; Profesor Honorario Dpto. Antropología Social Universidad Autónoma de Madrid. Escritor, poeta e investigador miembro de la ONGD de ámbito académico, Antropología en Acción, (AeA).
Bahia Mahmud Awah también es miembro del Centro de Estudios Afro-hispánicos, (CEAH) Universidad de la UNED. Conferenciante en varias universidades de Estados Unidos, Canadá, Suramérica, el Caribe y Europa. Autor de diferentes artículos en revistas académicas y de ámbito cultural en varios países.
Cuenta con nueve obras publicadas de antropología, historia, poesía y de ensayo literario e histórico sobre el Sahara Occidental y Mauritania. Tiene libros traducidos al japonés, italiano, inglés y francés.
Coautor en trece antologías de prosa y verso de diferentes temáticas y género con otros autores saharauis del exilio.
Coordinador y Colaborador en el blog de El País, (… ¿Y dónde queda el Sahara)?
Fundador del Periódico digital “Diario LaRealidad Saharaui, DLRS”: 

Mi enraizado verso
De la tierra dicen que nace el verso de mis dunas,
que brota de un costado cristalino,
como eclosionan del vientre de una duna
verdes espigas de azaran ,
que los vientos peinan sobre
el suave cuerpo tallado en mil y una curvas.
Mi verso el escenario de sueños,
la multitud de acurrucados camellos
que refrescan sobre las húmedas
pestañas de un pozo tirseño.
Mi verso es tangible,
patrio,
sencillo,
cercano,
patrimonial,
tradicional,
memoria de pastorcitos,
zancadas de beduinos.
Mi verso es franco,
mirada fiel que guarda
por el pasado,
agitado por el presente,
de buen augurio al futuro.
Mi verso es un gaf de “tres rojos ”,
mi verso es el retoño de un talaa,
mi verso es tu verso que sueña
libertad,
es tu verso que sueña amor,
es tu verso que sueña paz,
es tu verso con ansias de llegar
descansar y en tus labios agonizar
como mueren las dunas en los labios del mar
o como el sol cae entre los parpados del azul horizonte.

Dumes en nupcias
“al erudito y sabio Mohamed Uld Mohamed
Salem 1790 – 1884 y al pozo Dumes donde de
niño mi padre me llevaba para abrevar nuestros camellos”

Parece diminuto, magno,
y libre en la inmensidad
Dumes;
brote retazo de mi infancia
y rostro de mis antepasados.
Caudaloso en aguas,
generoso en los cálidos
veranos,
alma de dromedarios
y lugar brote de mi existencia.

Dumes pozo, monte, charcas
y verdes sabanas de askaf
distinguido mausoleo del tirseño
erudito,
Mohamed Uld Mohamed Salem .

Cobarde parapeto
Contra el “muro de la vergüenza marroquí”
Muro de la vergüenza,
espinoso lomo
de serpiente venenosa,
símbolo de muerte,
cobarde parapeto
de un ejército de ratas.
Cruel topo destructor
de las sedientas raíces
que buscan humedad
bajo las esteras de mi jaima.
Muro de la vergüenza,
extraña cicatriz en el vientre de Zemur,
gangrena en las dunas, montes, estepas
y arboledas de Tiris.
Cobarde parapeto alauita
que serpentea de norte a sur,
vencido en mil batallas.
Dragón impávido y mortal,
que lanza veneno
contra mis indefensos nómadas.
Pesadilla que rasga
con sus ásperas escamas de muerte.
Malvado rey, ojos de víbora,
hiena que merodea mis jaimas
y mis ganados día y noche.

Cobarde alauita,
maldito encantador de serpientes,
embaucador de sueños,
rey pronto destronado,
sabiendo de dónde vienes,
hace mucho que te perdimos el miedo.
Cuarenta años hurgando,
dividiendo, separando,
mancillando los restos
de mis desaparecidos,
que ocultas en tus madrigueras.
Muro de la vergüenza,
alauita encantador de serpientes,
te auguro que pronto serás
como el escorpión
“que muere con la picadura de sus pinzas”.

EXILIO I, “al niño del éxodo”
Mi madre maestra y mis hermanas
en el regazo de aquella oscura noche de 1975
ante el peligro que arreciaba
amenazando la vida
dispusieron mi huida de la guerra.
Me calzaron gastados Keeds,
pantalones de pana
y un jersey
que más tarde, en el éxodo,
gastados, sucios y estrujados
eran el cobijo donde se alimentaban
los despiadados piojos del exilio.
Hoy veo a la humanidad como garrapatas,
veo sanguijuelas
devorando la conciencia de quienes
nos dirigen hacia la apocalipsis humana.
¿Adónde vas humanidad?
repitiendo viejos errores en tu falsa conducta.
Y tú presumes de fiel cristiano,
de civilizado
de buen político
de buen humano.
Hipócrita sin conciencia.

EXILIO II, “a los desamparados refugiados”
Van huyendo de la guerra
y en su evasión a la muerte
les guían a la entrada de una calle ciega.
A veces son confinados en las cloacas
de un viejo bergantín,
a veces caen en manos de inmundos
mercenarios del capital.
A veces en cayucos son rebotados a la mar
para deshacerse de sus mermados cuerpos.
Niños,
mujeres,
ancianos derrotados
por el más triste dolor.
El hambre y el exilio que les aleja de la muerte
es la única recompensa en la vida.

EXILIO III, “a los sin conciencia humana hacen la guerra”
Observo a políticos en su hogar
escoltados por
hombres fabricados a golpe
de inaccesibles gimnasios.
Ninguno ante su drama se ha inmutado:
carentes de humanidad
pasean en sus impolutos jardines,
comparten opíparos banquetes,
intercambian carcajadas
y hablan del previsto briefting
en Madrid, en Berlín, en Paris
y se citan para el próximo en calas de Tahiti.

EXILIO IV
Largo rato dialogué con el exilio,
triste lo que me contó:
“A Machado
el exilio le consumió”.
Le pregunté por sus consecuencias
y respondió:
extrañamiento,
deportación, expulsión,
destierro,
y un desarraigo al que
no me he querido rendir.
El exilio, quien lo probó lo sabe.
El exilio es Neruda,
el exilio son las silenciadas
palabras que a veces quiero escribir
y por dolor no me brotan.
Son las luchas que quiero ganar
y me enfrentan con el ajeno
y extraño invasor.
El exilio es mi vida confinada
a tiempo ilimitado
en el vientre alquilado
de una vieja metrópoli,
retrógrada y carcomida en sus entrañas.
Yo vivo el exilio.

EXILIO V
“A mamá fallecida en el exilio”
Diez años tras mí huida en el éxodo
estuvo consumida
en su dolor.
Tras décadas entregada a nuestra lucha,
en tierras prestadas del refugio
para siempre se marchó.
Mamá,
hoy siento tus vivencias en mis sueños de exilio,
siento tus enseñanzas que rebosaban humanidad,
siento tu años orando tras mis huellas,
siento tus nanas
y siento el coro que ayer hacían por mi
las cuentas color corinto
de tu compasivo y puro rosario.

Versos para Argelia
Al centro Ahmed Grein en Mecheria,
internado para los hijos de los mártires
de la guerra de Argelia, que me acogió en los años 70.

El exilio. Mecheria 1977
Tras mi huida del valle monte Buserz,
un gigante de cogollo blanco
en la ladera este del monte Tarek
cuidaba de mí.
Ahí tuve la primera sensación
de lo que yo creí pequeño exilio.
Ahí en el corazón de Mechería
encontré amparo
en los brotes de mi destierro.

Ahí permanece el sueño
de la madre Zahra,
que nos decía,
mientras servía el cuscús
de los viernes:
“Un día retornaréis al tronco
del que os han arrancado.
Lo sé porque lo he vivido,
partiendo el pan
para nuestros niños de la guerra”.

[1] Arbusto de esparto autóctono en la vegetación saharaui, que crece sobre las dunas y en tierras de muy finas partículas generalmente en la región sur del Sahara, Tiris. Se fabrican de este arbusto esteras, cestas para el pan y preparación para los granos de cereales como trigos y cebadas.
 [2] Tres rojos, حمر اثلاث en hasania “Hmar azlaza”: son las tres primeras estrofas que dan origen a un gaf o verso en hasania. Son los primeros retoños de un talaa, poema, porque partiendo de estos Tres Rojos nace el talaa, el poema.
 [3] Arbusto autóctono del Sahara Occidental muy apreciado por el ganado camellar.
[4] Mohamed Uld Mohamed Salem, erudito y sabio saharaui 1790 – 1884 desarrolló su fecunda obra en el campo de gramática, elfigih o jurisprudencia islámica y derecho consuetudinario. El sabio fundó en el año 1814 en Tiris su mahdra, en un lugar de Tiris llamado Staylet Uld Bugrain. Su escuela pronto gozó de una gran fama, ejerciendo su influencia en todo Tiris y en Chinguetti, Mauritania. Se convirtió en una de las escuelas más importantes de la enseñanza del Fiqh Maliki, hasta el punto de ser reconocida como una universidad itinerante, por el número de seguidores que se formaron en ella.
 [5] Provincia en el centro de Argelia que acogió en 1976 los primeros estudiantes saharauis que cursaban el bachillerato en español huidos de la invasión marroquí tras la ocupación del territorio saharaui.

martes, noviembre 27, 2018

Bachir Ahmed Aomar, comunicador y escritor saharaui en Radio Arucas: “He vivido toda mi vida con dos realidades”


*Fuente: Radio Arucas, 26 de noviembre de 2018
Cada 15 días compartimos nuestra biblioteca más humana, presentando a la audiencia de Radio Arucas un ‘libro vivo’. Hoy hemos entrevistado a Bachir Ahmed, un majorero-saharaui, como él afirma.
De profesión economista, a la vez que escritor por vocación. Miembro de la Generación de la Amistad Saharaui, un grupo de poetas saharauis que pretenden transmitir el sufrimiento de su pueblo, unidos por historias de pastores que se perdieron persiguiendo sus sueños tras una nube.
Comunicador nato, dirige el programa “Sahara desde Canarias” en Radio Guiniguada, e imparte numerosas charlas y talleres en los centros educativos, orientadas a estimular una conciencia más abierta a la realidad de África en general y del pueblo saharaui en particular.
“Conozcamos a los africanos dentro de África”, insistió, porque de África se ofrece, según él, una visión negativa a través de los medios de comunicación que no concuerda con la riqueza del continente. “Leemos la obra de grandes literatos europeos, pero desconocemos la tradición y la literatura africanas”.
Como afirmó durante la entrevista, “La historia de Canarias y el Sahara es anterior a la ocupación del territorio; ya en el S. XVIII, los pescadores canarios pescaban en el Sahara occidental”.
Habló también Bachir de la Solidaridad con mayúsculas, de la cooperación horizontal que defendía Eduardo Galeano, y de la “solidaridad como ternura entre los pueblos”, en palabras de Gioconda Belli. “Si no fuera por la Solidaridad, hace tiempo que el pueblo saharaui habría dejado de existir”, concluyó.
Hace ahora un año, en noviembre de 2017, Bachir presentaba su primer libro en solitario, titulado “Donde siguen los errantes”, en la Casa Museo Domingo Rivero. Un poemario de cincuenta poemas, con prólogo del escritor Helio Ayala, donde hace un recorrido variado y rico de sus experiencias de vida. Como colofón del espacio radiofónico, recitó un precioso poema dedicado al desierto. Y nos regaló un ejemplar para que podamos disfrutar de su lectura en la biblioteca.
'Libros vivos' es un espacio en Radio Arucas, dentro del magacín Las Mañanas De Arucas que dirige y realiza Juan Carlos Falcón. Es una de las acciones del proyecto Erasmus+ #MigrateToLibrary!, que desarrolla la Biblioteca Municipal de Arucas, con la cual se produce un acercamiento directo a la experiencia de personas que se han visto obligadas a migrar. Personas que actúan como ‘libros vivos’, transmitiendo sus experiencias y conocimientos.
La biblioteca cuenta para este espacio con la colaboración de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, CEAR Canarias, a través del Área de Comunicación Social, cuyo responsable es Juan Moreno.
....
Escuchar el programa. Las Mañanas de Arucas, 26 de noviembre de 2018