miércoles, enero 11, 2017

Los retoques de una pincelada

El pintor saharaui Larbi Lehbib en su taller
Ruge el viento tras la lona de la jaima. Hoy ha sido un día más de calor. En su interior, nuestro hombre saca una libreta donde anota recuerdos, inventa historias y relata la vida en el campamento. A veces le gusta pensar cómo era la vida en la ciudad, el ajetreo, el ruido, sus gentes y el olor a mar. Escribe a mano para luego trasladarlo al bloc de notas de su Samsung Galaxy, con paciencia y esmero. Y entonces, cuando todos duermen, mientras  los escarabajos excavan túneles en la tierra, camina hasta un lugar elevado en busca de un poco de cobertura. Consigue enviarnos su crónica, su relato, su historia. Memoria viva de todo un pueblo que deja escapar los días en un campamento de refugiados en el más inhóspito de todos los desiertos. Mi admiración y respeto a nuestro compañero, Mohamidi Fakal-la, un valiente caballero del desierto.
Esta entrada ha sido escrita por Mohamidi Fakal-la desde los campamentos de refugiados saharauis.
Retenido por las horas hasta muy entrada la noche, en el angosto taller artístico bajo una nube de incienso que se entremezcla con olores de pintura acrílica y óleo, va configurando con ligereza sobre lienzo el rostro de una anciana mujer, con un último retoque de pincelada de la mano diestra del pintor Larbi Lehbib. Licenciado en Artes Plásticas en el extremo occidental de la isla de Cuba, hace ya más de una década, desde entonces vive con sus allegados en un campamento de refugiados en el inhóspito desierto de la hamada.
Desde un exilio implacable se debate con entusiasmo propio para dar una imagen positiva y a la vez emotiva, en la que se queden plasmados con técnica y estilo los colores, la cal y el agua que componen con majestuosidad el valor indeleble de un gigantesco cuadro de vivencias, amor, tristeza, entusiasmo, esperanza, soledad y separación, bajo la bóveda de lona de una inmensa jaima.
"La anciana" no resulta ser el primer cuadro del pintor saharaui en su aval artístico. Debutó en el año 2002 en las galerías del Ministerio de Cultura saharaui en Rabuni. De hecho, con una escultura de lefrena1 y complementos del ritual té tradicional el pintor pretende cerrar su labor anual y fijar nuevas metas de futuro. Está trabajada a base de material reciclado, pieza a pieza, de los residuos del vertedero de uno de los mayores campamentos de refugiados saharauis. Son destacables también las exposiciones que montó con anterioridad en la localidad liberada de Tifariti, así como en La Habana, Argel y en la ciudad española de Santander.
En las raquíticas paredes sin revestir del taller se amontonan cuadros, libros, dibujos sobre relieve, serigrafías, ilustraciones de cuentos, revistas, tela, pintura, entre otros trabajos que exhibe con esmero, y relucen las siglas de un hombre que quiere llevar el noble mensaje de su pueblo mucho más allá de las habituales salas de conferencias de matiz político. Detrás de cada rúbrica se esconde todo un rigor de imaginación de una historia, o alguna leyenda, cuyo protagonista principal podría ser un niño, una mujer, un hombre, una tormenta de arena, un calor extremo o un grito de libertad que encierra con su eco el espacio comprendido entre la tierra y el universo, en un rincón insólito, invicta la gente que lo habita desde hace muchos años, esperando justicia.
-----------------------------------
1 Especie de brasero donde se prepara el té y pinchitos de carne y que también sirve para calentar el cuarto o echar lebjur, incienso saharaui

domingo, enero 08, 2017

Entrevista a Bahia Mahmud Awah. Biblioteca virtual Miguel de Cervantes

Vídeo entrevista realizada al escritor e investigador saharaui Bahia Mahmud Awah en relación al papel que los saharauis dan al español como legado lingüístico y factor de identidad cultural. Entrevista realizada por la periodista y profesora Lucía Benítez Eyzaguirre. Universidad de Cádiz, noviembre 2015. Incluido en el Portal Biblioteca Africana de laBiblioteca Virtual Miguel de Cervantes.
Vídeo. Entrevista a Bahía Mahmud Awah (Auserd, Sahara español 1960).

miércoles, diciembre 28, 2016

El huerto de los espárragos

Ruge el viento tras la lona de la jaima. Hoy ha sido un día más de calor. En su interior, nuestro hombre saca una libreta donde anota recuerdos, inventa historias y relata la vida en el campamento. A veces le gusta pensar cómo era la vida en la ciudad, el ajetreo, el ruido, sus gentes y el olor a mar. Escribe a mano para luego trasladarlo al bloc de notas de su Samsung Galaxy, con paciencia y esmero. Y entonces, cuando todos duermen, mientras  los escarabajos excavan túneles en la tierra, camina hasta un lugar elevado en busca de un poco de cobertura. Consigue enviarnos su crónica, su relato, su historia. Memoria viva de todo un pueblo que deja escapar los días en un campamento de refugiados en el más inhóspito de todos los desiertos. Mi admiración y respeto a nuestro compañero, Mohamidi Fakal-la, un valiente caballero del desierto.
Esta entrada ha sido escrita por Mohamidi Fakal-la desde los campamentos de refugiados saharauis.
A poca distancia de Tifariti queda el pequeño poblado sumergido entre el rocoso Ajchach y los ríos secos de Zemour. La vida transcurre sin prisa. Y en medio de la soledad aparece, inesperadamente, la vivienda de El Mubarak. Un barracón modesto, hecho a la medida de la supervivencia, de un hombre curtido y huesudo por el peso de las peripecias, las inclemencias y los años.
La somnolienta paz de 1991, supervisada por las Naciones Unidas, llegaba tras dieciséis años de enfrentamiento bélico con Marruecos. Aún recuerda con angustia aquellos trágicos hechos que dispersaron a la población saharaui a fuerza de napalm y fósforo blanco a fin de vaciar las ciudades, cegar los pozos, conquistar la tierra y garantizar una rápida rendición de los habitantes del territorio.
Sin embargo, para El Mubarak hoy el reto es otro. Así lo aseguraba al borde de la orilla de un río, con los pies todavía enfangados de la recia tierra de los surcos de un huerto, abandonado a causa de la guerra, la desertificación y la negligencia.
Rehabilitar la parcela no resultaría nada fácil, pero había mucho interés en ello. El dueño insistía en que, una vez sobrepasados los baches, todo era alcanzable con éxito. Por ello, su esfuerzo fue loable, incluso identificable con su propia índole. El huerto era parte de la historia contemporánea del lugar. En los tiempos de la entonces provincia del Sahara Español, un amigo de El Mubarak llamado Manuel, de la ingeniería militar en el noreste del territorio, estudió, junto con un canario agrónomo, la posibilidad de poder llevar a cabo un plan agrario de mejora de la tierra, prometedor para la zona de Tifariti, que consistía en cultivar esparragueras, pues la zona era muy fértil. Un proyecto modelo, casi único en su género en todo el Sahara.
Más tarde, la fascinante idea llegó a la oficina del que era secretario general del Gobierno del Sahara, el coronel Luis Rodríguez de Viguri. Tras estudiar detenidamente la propuesta dio orden a sus subordinados de encauzar los esfuerzos hacia la puesta en práctica del plan agrícola de la región noreste, como prolongación del ya existente, en la parte sur, en Tiniguir.
En los últimos años del vergel del desierto, el señor de los sueños de los espárragos ya había cosechado buen acopio de zanahorias, tomates, nabos, remolacha, entre otras verduras. Sin embargo, la verdosa yema de los espárragos seguía sin aparecer.
Estaba todo listo en el pequeño almacén para la distribución de la partida cosechada, destinada a las zonas rurales más próximas. Al preguntarle por la ausencia de los espárragos que daban nombre al huerto, contestó sencillamente: “A lo mejor los tendremos con la llegada de la próxima primavera”.
Por mucho que parezca una paradoja, o simplemente una contundente contradicción, el huerto de El Mubarak sigue en marcha a base de agua subterránea, pico, pala y el sudor de un señor que fue abriendo camino con semillas, y respirando libertad. Desafiando la naturaleza y, a poca distancia, al ejército marroquí y al muro más largo de la historia de la humanidad que divide en dos el Sahara Occidental. Tenebroso por las minas de dimensiones diferentes y de detonación horrible que causan dolor y la muerte de seres humanos y la fauna sahariana.
En los linderos de los surcos se revive el sentimiento del pasado, de aspiraciones frustradas que continúan plagadas por la incertidumbre y la diferencia de la traición. Los primeros días de noviembre de 1975, al suboficial Manuel le enviaron un teletipo en el que se le exigía que abandonara el huerto de los espárragos de inmediato, y se presentara lo antes posible en Madrid. Desde entonces la efímera administración del proyecto quedó en manos de El Mabruk. Y poco más. Se desató la guerra, bajo la cobertura de la “Marcha verde”.

viernes, diciembre 23, 2016

Día 46 #100lecturasafricanas “Tiris, rutas literarias” de Bahia Mahmud Awah. Los saharauis autores de su historia (19 de diciembre de 2016)

La andadura del libro de Bahia Awah “Tiris, rutas literarias” arrancaba en octubre de 2011 durante un viaje a la región sur del Sahara Occidental, Tiris, una tierra llena de poesía, eruditos, mitos y leyendas. El escritor saharaui realizaba el viaje junto con profesores de Antropología de la Universidad Autónoma de Madrid y miembros de Antropología en Acción para el rodaje de lo que sería la película “Legna, habla el verso saharaui”, un recorrido por la historia y la geografía del Sahara Occidental a través de su poesía. De las vivencias, anotaciones y entrevistas realizadas por Bahia y de las emociones y sensaciones vividas en territorio saharaui liberado nacería cinco años después este libro. “Tiris, rutas literarias” es una mezcla de libro de viajes, antropología, literatura, mitos y leyendas, historia y geografía; una guía que refleja siglos de resistencia de un pueblo, el saharaui, con una idiosincrasia forjada a partir de inclemencias, invasiones, colonizaciones y resistencia. En “Tiris, rutas literarias” el autor hace un periplo por la geografía, la historia y la literatura saharaui a través de sus montes, sus ríos, sus cuevas, las tumbas de guerreros y poetas, recorriendo el pasado saharaui y el pasado colonial, hilvanado con historias actuales y vertebrado a través del viaje.
Tiris es una región de referencia para los saharauis debido a su geografía, sus mitos y leyendas y a sus eruditos, poetas y guerreros anticoloniales, personajes referentes que fueron construyendo la historia saharaui mucho antes de que se estableciera la metrópoli en el territorio. En el libro Bahia halla referencias a la patria saharaui registrada en el verso desde siglos atrás, refiriéndose al primer poeta que se pronunció sobre la existencia de una identidad saharaui, Omar Uld Emreizig. Porque este libro supone el punto de partida de la andadura iniciada por el escritor saharaui en la investigación de la historia del Sahara Occidental pre y post colonial, como aporte a su sociedad. “Quiero que nuestra sociedad sepa repasar y refrescar lo que fuimos, un Estado-nación secular”, destaca Bahia.
El libro responde a la preocupación del autor por estudiar la historia saharaui y que sean los saharauis los que ofrezcan su visión sobre su propia historia y su cultura, rompiendo esa negación neocolonialista a que los saharauis tengan su propia voz. Bahia reivindica que sean los saharauis quienes investiguen y cuenten su historia para las generaciones más jóvenes, para los investigadores occidentales, para el propio movimiento solidario. Se ha escrito mucho sobre los saharauis durante el periodo colonial por parte de militares, historiadores, geólogos, antropólogos, sobre todo españoles y franceses. Lo habitual ha sido que la interpretación de la historia saharaui se haya hecho “a la manera occidental”, en ocasiones incluso de manera tendenciosa. En este aspecto, el profesor y antropólogo Juan Carlos Gimeno, compañero de Bahia en el viaje a Tiris y codirector de la película “Legna, habla el verso saharaui”, considera que este libro ha “invertido el esquema habitual de trabajo antropológico”. En toda la producción colonial de exploración y de investigación “los nativos normalmente no tienen nombre”, son meros informantes. Sin embargo, con “Tiris, rutas literarias” se promueve “la producción de los saharauis, sobre su propio mundo y el mundo que les rodea. Se trata de una contrahistoria del mundo de los saharauis hecha por ellos mismos según sus propios intereses”, en palabras de Gimeno. El profesor califica los libros de Bahia Awah como “orales”, en gran medida “escribe sobre historias que son contadas”.
Juan Ignacio Robles, uno de los profesores que compartió aquel viaje con Bahia y otro codirector de “Legna, habla el verso saharaui”, ha calificado el libro de “road movie necesaria”, ya que se ha escrito alrededor del viaje a través del territorio saharaui. “Tiris, rutas literarias” tiene una vinculación cultural muy fuerte con el territorio recorrido, sólo una parte del territorio secular habitado por los saharauis, no hay que olvidar que el muro de la vergüenza levantado por Marruecos tras la invasión del territorio divide en dos el Sahara Occidental. En la situación actual de exilio y ocupación los saharauis no pueden habitar libremente su país, lo que está afectando a su cultura e incluso a su lengua. “A los saharauis se les ha sacado del territorio pero también se ha sacado el territorio de ellos”, reflexiona el profesor Gimeno en este sentido.
“Tiris, rutas literarias” es además un libro “puente” entre los diferentes “mundos” saharauis, el hispanoparlante y el hasanoparlante, el del exilio, la ocupación y la diáspora. Bahia realiza un trabajo de mediador entre los saharauis y el mundo “occidental”. El profesor Gimeno destaca que el libro permite el descubrimiento del mundo saharaui y la comprensión de su territorio para verlo “desde la mirada saharaui y desde la nuestra”. Este ejercicio de hibridación recogido en el libro “busca a través de la emoción mirar el territorio, mezclando dos mundos, el hasanoparlante y el de los europeos”. El propio autor califica el libro de “semibilingüe”; es un libro que ha escrito pensando en saharauis y no saharauis, lectores, investigadores, periodistas, historiadores y antropólogos. El corpus del libro está escrito en español, y la poesía que se ha recogido en hasania está además traducida o recreada al español.
Bahia Mahmud Awah, escritor y antropólogo saharaui, nació en el Sahara Occidental (entonces provincia española) en 1960. Máster en Antropología de Orientación Pública de la UAM en el marco de colaboración con la Universidad de Tifariti, es profesor honorario de Antropología Social e investigador sobre la cultura oral saharaui en la Facultad de Filosofía y Letras de la UAM. Es codirector de la película “Legna, habla el verso saharaui”, ganadora del Festival Internacional de Cine del Sahara (FISahara 2014) y autor de varias obras como “Tiris, rutas literarias”, “El sueño de volver”, “La maestra que me enseñó en una tabla de madera”, “Cuentos saharauis de mi abuelo” y “El porvenir del español en el Sahara Occidental”.
La motivación de Bahia Awah para escribir e investigar reside en una preocupación sobre el desarraigo cultural y de identidad de una sociedad, la saharaui, que vive la ocupación y el exilio, inmersa en un proceso de liberación y de constitución en una sociedad moderna y avanzada, sin perder sus rasgos de sociedad nómada y africana. “Nuestra sociedad nos reclama investigar y registrar desde la fuente de los sabios saharauis, porque queremos responder a la bibliografía colonial que tergiversó aspectos de nuestra historia. La metrópoli construyó su historia colonial sobre la nuestra y omitió deliberadamente el registro de nuestros sabios, eruditos y guerreros anticoloniales”, concluye Bahia.
****
Tiris, rutas literarias de Bahia Mahmud Awah. Editorial Última Línea. Madrid. Abril, 2016. 419 páginas. ISBN: 9788416159239

martes, diciembre 06, 2016

Cuba: un mundo de solidaridad

En la memoria de nuestros corazones siempre estarán todas aquellas personas, pueblos y países, que en cualquier momento de nuestra historia nos han ayudado de una o de mil maneras.
Dicen que nadie logra el éxito sin la ayuda de los demás. Es cierto, por eso, los saharauis somos agradecidos y nunca dejaremos de serlo. En esta lista de solidaridad, Cuba ocupa un lugar especial, por su generosidad y solidaridad sin límites.
El pueblo saharaui se ha beneficiado enormemente de la ayuda que le ha brindado Cuba, desde los años setenta del siglo XX hasta la actualidad. Una ayuda, que se inició antes del 20 de enero de 1980, cuando la isla caribeña reconoció a la República Saharaui.
La educación, la sanidad y la defensa de nuestra causa en los foros internacionales han sido los pilares de esa ayuda, aunque no los únicos. Somos miles de saharauis los que hemos cursado estudios en Cuba. Ni nuestras familias ni el gobierno saharaui tuvieron que pagar nuestras matrículas, ni alojamiento. No desembolsaron un centavo por nuestros libros de texto, ni por los cuadernos, ni lápices. Tampoco lo hicieron por ninguna actividad extraescolar, educativa o cultural. Ningún estudiante saharaui pagó nunca los uniformes escolares que vestíamos.
La educación que hemos recibido en Cuba, por lo general, fue mucho más creadora, efectiva y motivadora, que la que percibieron otros estudiantes saharauis en otras naciones amigas. Una educación que, desde el preescolar hasta la Universidad. es (y sigue siendo), pública y totalmente gratuita.
La mejor manera de homenajear al difunto líder y fundador de la revolución cubana, Fidel Castro, es reconocer toda la lucha que él ha llevado a cabo (junto con su pueblo), a favor de todos los pueblos desposeídos.
Somos muchos los saharauis que llevamos un recuerdo imborrable de este hermoso país, de su gente, su clima, su cultura; del sentido del humor de sus habitantes, de su gastronomía y  de su rica  literatura, de su idiosincrasia en general. Una idiosincrasia que ha influido en nuestra manera de ver e interpretar el mundo. Creo sinceramente, que no somos pocos, los que también, nos sentimos cubanos. Y por eso, podemos afirmar que Cuba es nuestra segunda patria.
Gracias Cuba.
Liman Boisha. Presidente de la Asociación Escritores por el Sahara- Bubisher

jueves, diciembre 01, 2016

Poemas en París

El escritor saharaui Ali Salem Iselmu recita poemas en una librería de París
Esta entrada ha sido escrita por el poeta Ali Salem Iselmu, miembro de la Generación de la Amistad Saharaui.
Cuando el avión despegó, sentí como sus alas se movían buscando el centro del cielo. Observé los árboles, el río que bajaba de la montaña y las diminutas casas convertidas en puntos blancos. Cerré los ojos, quería recordar el sonido de aquel pájaro que me despertaba por la noche, cuando dormía en aquella cueva rodeada de dunas.
Toqué mis pies, no estaba descalzo. Volví a llevar mí mano a la cabeza con la intención de quitarme el turbante, oler su incienso y su perfume. Me encontré de repente con mis orejas, con mis ojos, con todo mi cuerpo sentado en una silla sin ninguna posibilidad de moverme.
Las luces de París brillaban en aquel cielo difuso, de estrellas débiles. La imagen de un hombre con una linterna, buscando sus pisadas en el interior de la arena, era la única señal en una noche oscura, una noche en la que uno busca, el beso de una amante; bajo la luz de una hoguera que se consume ante sus ojos.
Cuantos kilómetros puedes recorrer en una noche fría, una noche gélida en la que vas trasladándote de autobús en autobús, en busca de un poco de calor. Pides en tu interior que vuelva a nacer el sol, que se calienten las aguas del Sena y alguien pueda leer tú cartel de hombre sin techo, un hombre que busca un acto de bondad en la mirada de algún transeúnte.
Place de Clichy, San Lazare, Liége,  Gare de Nord; son las estaciones de metro que marcan el ajetreo de París. La velocidad de un mundo que se escapa, no vuelve y se aleja cada vez más. Mientras en mis manos voy pasando, las páginas de un libro que me va devolviendo, la sombra de aquella acacia y la pisada de aquel elefante.
Pido un vaso de agua y la camarera no me entiende, le vuelvo a insistir “je vuex de l’eau”, se siente confundida. Me pregunta en inglés que lengua habla usted:
Le contesto: - yo hablo hasania, árabe y español.
Ella se queda algo atónita y confundida. No sabe en qué lengua me podía contestar. De repente empezó a hablarme en español, diciéndome que era de Sidi Ifni, entonces yo sonreí, y le dije:
-  Es obvio que hables español, aquella tierra tuvo un pasado en común con España.
-Y tú de dónde eres. Me preguntó.
-Yo soy del Sáhara Occidental.
Cogí la botella de agua, me senté a leer un libro de poemas en francés y en hasania.  Mientras aquella chica me seguía mirando. Varias veces sus ojos, chocaron con mi cara. Parecía que aquellas breves palabras no eran suficientes, algo más quería saber.
En ese momento me acordé de aquel enorme anfiteatro, yo recitando poemas en París. El español, el francés y el hasania; se abrazaban en un texto. Fluían las palabras. Otra realidad nacía del interior de aquellos versos. Mientras los datos, las cifras perdían su significado ante tanta intensidad.
Después de una breve pausa, de haber colmado mi mente con poemas del Tiris, me acerqué al pequeño cesto. Deposité en él la botella de agua vacía, me acerqué de nuevo a la barra y le dije en francés:
-Au revior.
Ella me contestó:
- Adiós.
Caminé por el largo pasillo, mientras ella me miraba. Yo estaba inmerso en aquellos poemas que hablaban de la tierra, el hogar perdido y el contraste de paisajes que nace en el interior del Sáhara para llegar al París de las múltiples estatuas.
En ese instante sentí de nuevo, el París de las luces intensas, de las breves palabras.

domingo, noviembre 20, 2016

La poesía saharaui presente en el Festival VerSahara 2016. Presentación de antología saharaui canaria

Fuente: Festival VerSahara
La Villa de Santa Brígida en Gran Canaria, Islas Canarias, acogió el I Festival Internacional de literatura y música saharaui «VerSahara 2016». Cuatro jornadas dedicadas a la cultura, la literatura y la música que, desde Canarias, España y el mundo, tiene al pueblo saharaui y su causa como protagonistas. Bachir Ahmed Aomar y Bahia Mahmud Awah, en representación de los poetas saharauis, estuvieron en la presentación de la antología y en el concierto-recital celebrado el viernes 18 de noviembre en el Centro Cultural del Municipio de Santa Brígida.
El jueves 17 de noviembre, a las 20:00, en la Biblioteca Municipal de la Villa de Santa Brígida, se presentó la Antología VerSahara 2016. Una recopilación de veintiún autores, diez de ellos saharauis y once canarios. Un trabajo de recopilación y edición del Centro Canario de Estudios Caribeños -El Atlántico-, a través de su sello editorial “Cuadernos la Gueldera”. Con la participación de los autores: Bahía Mahmud, Bachir Ahmed, Julio Tejera y Helio Ayala. La presentación de esta obra corrió a cargo de Juan Francisco González-Díaz, presidente del mencionado Centro y editor.
La venta de esta antología irá destinada en su totalidad a la financiación de proyectos de cooperación con el pueblo saharaui.
El Centro Canario de Estudios Caribeños —El Atlántico—, en colaboración con otras entidades e instituciones de solidaridad con la causa del pueblo saharaui, entre las que cabe destacar el Ayuntamiento de la Villa de Santa Brígida y el Cabildo de Gran Canaria, y dentro de las actividades del VI Festival Atlántico de poesía “De Canarias al Mundo”, organizó del 15 al 18 de noviembre de 2016, el I Festival Internacional de literatura y música saharaui «VerSahara». Dicho festival pretende estar en consonancia con los objetivos de los festivales internacionales FiSahara y ArTifariti.  


VerSáhara, 2016. Varios autores canarios y saharauis
Esta antología recoge a diez poetas de la llamada Generación de la Amistad saharaui, que decidieron usar el castellano para plasmar su palabra de lucha y resistencia; y a once poetas canarios que desde esta otra orilla, han dedicado algo de su obra a la causa de este pueblo hermano. “Los avatares de la reciente historia de los saharauis hacen necesario volver la vista atrás, para sacar a relucir la importancia del castellano en la nueva cultura de los hombres y mujeres del desierto. Un arma impuesta que ahora sirve para unir y acercar a pueblos hermanos. Una amalgama de sonidos y giros que comienza en las jaimas del desierto, se refresca con los alisios de las islas Afortunadas y adquiere la mayoría de edad con el calor del Caribe” (Bachir Ahmed Aomar)
****
Autores: Sahara: Ali Salem Iselmu, Bachir Ahmed Aomar, Bahia Mahmud Awah, Limam Boicha, Mohamed Ali Ali Salem, Mohamed Salem Abdelfatah Ebnu, Saleh Abdalahi, Salka Embarek, Sukina Aali-Taleb, Zahra Hasnaui. Canarias: Agustín Millares, Francisco Lezcano, Francisco Tarajano, Fernando Senante, Helio Ayala Díaz, José Miguel Junco, Julia Gil, Julio Pérez Tejera, María Jesús Alvarado, Maribel Lacave, Pedro Lezcano,
Edita: Cuadernos de La Gueldera, Las Palmas de Gran Canaria
Año de publicación: Noviembre, 2016
Encuadernación: Rústica
Número de páginas: 234 páginas
ISBN: 978-84-617-6174-6
Lengua (idioma): Castellano

miércoles, noviembre 16, 2016

Santa Brígida se acerca a la cultura saharaui con el primer Festival Internacional de Literatura y Música 'VerSahara'

El alcalde de la Villa, José Armengol, acompañado por el consejero insular de Solidaridad, Carmelo Ramírez, el concejal satauteño de Cultura, Melquiades Álvarez, así como representantes del Centro Canario de Estudios Caribeños 'El Atlántico' y de la comunidad saharaui, presentaron el programa de actos del I Festival Internacional de Literatura y Música Saharaui ‘VerSahara’ que dará comienzo el martes 15 de noviembre con la inauguración de la muestra de libros saharauis, la proyección del documental ganador del primer premio al mejor film Fisahara 2014, y una mesa redonda sobre la poesía con participación de dos poetas saharauis. Con este acto se inicia una semana con una docena de actividades que fueron resaltadas por los asistentes a la presentación como un acontecimiento que permite renovar la unión entre dos pueblos vecinos y amigos.
El Festival VerSahara está organizado por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de la Villa de Santa Brígida, que dirige el concejal Melquiades Álvarez, y cuenta con la colaboración del Centro Canario de Estudios Caribeños y el patrocinio del área de Cultura y del proyecto Gran Canaria Solidaria del Cabildo Insular. Este nuevo festival se desarrollará durante la segunda quincena del mes del presente mes, coincidiendo con la fecha que recuerda la negociación del Acuerdo de Madrid por el que la antigua provincia española pasó a manos de Marruecos que durante 41 años ha impedido la celebración del referéndum de autodeterminación del pueblo saharaui. Dicho festival pretende estar en consonancia con los objetivos de los festivales internacionales FiSahara y AriTifariti.
José Armengol, destacó la apuesta del municipio por la solidaridad y recordó el hecho de que se produzca la presentación en el aniversario del acuerdo que originó la situación actual de los saharauis, para recordar que la cultura de los saharauis está ligada a la de los canarios y abogó por el cambio de la situación política en el territorio vecino “con el referéndum que todos ansiamos”.
Melquiades Álvarez explicó el programa con el que se pretende mostrar la vida y la historia cultural saharaui, con un proyecto cultural que se celebrará cada dos años en Santa Brígida y que pretende ampliar con la presencia de satauteños y satauteñas en los campamentos de refugiados.
Una de las componentes del Centro Canario de Estudios Caribeños resaltó que este festival nace como una de las importantes actividades que conforman el programa del VI Festival Atlántico de Poesía ‘De Canarias al mundo’ que viene celebrándose desde hace varias semanas y que este encuentro cultural sería la sexta de nueve actividades programadas.
Por su parte, el consejero del Cabildo, Carmelo Ramírez, felicitó y agradeció la labor de todos porque hacen posible dar a conocer la situación del Sáhara y también sus manifestaciones culturales. También se refirió a la ocasión de esta celebración, coincidiendo con el 41 aniversario del abandono de España del territorio saharaui y la posterior “ocupación ilegal de los terrenos dando lugar a una represión sistemática y organizada en los territorios ocupados por Marruecos”.
Ramírez resaltó que “los grancanarios tenemos una gran sensibilidad y colaboración con los saharauis”, así como “mantenemos la exigencia a la comunidad internacional de la celebración del referéndum de autodeterminación y así dar una salida pacífica y estable al conflicto”.  Añadió que “a los canarios nos preocupa lo que suceda por la proximidad del Sáhara a unos cien kilómetros de nuestras costas, por lo que hemos de empujar en dirección a la justicia, con los valores de cooperación y solidaridad hoy día bastante denostados”.
El escritor Bachir Ahmed Aomar cerró las intervenciones manifestando el agradecimiento del pueblo saharaui y resaltó que es “fundamental que la juventud canaria conozca la amistad histórica de los dos pueblos a través del conocimiento mutuo de nuestras culturas.
El Programa del I Festival Internacional de poesía y música saharaui, VerSahara 2016, comprende los siguientes actos
Martes 15 de noviembre (Teatro Municipal de Santa Brígida)
19:00 h. Inauguración del I Festival Internacional de literatura y Música 'VerSahara'. Muestra del libro saharaui.
19:30 h. Proyección del documental 'Legna: Habla el verso saharaui', Primer Premio Mejor Film Fisahara 2014.
21:00 h. Mesa redonda “La poesía, un arma cargada de futuro”, con la intervención de Bahia Mahmud Awah: Escritor, poeta, investigador y antropólogo. Ha publicado cinco libros de ensayo, prosa, literatura, poesía e historia del Sahara Occidental. Bachir Ahmed Aomar, licenciado en ciencias económicas, Master en relaciones internacionales. Escribe poesía y narrativa. Comunicador y activista de la causa saharaui.
Miércoles 16 de noviembre (Teatro Municipal de Santa Brígida)
19:00 h. Proyección del documental “Suerte Mulana”. Documental de la serie 'Memoria chica', dirigido por Antonio Becerra Bolaños y producido por IT7 SL. Premio del Foro Canario. Festival de Cine de Las Palmas de Gran Canaria. Premio del Instituto Canario de Igualdad. Premio de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca.
20:00 h. Debate sobre la situación del Sáhara y presentación de proyectos de cooperación: 'Bubisher', Cooperativas de Microcréditos, Vacaciones en Paz y Campaña por los presos saharauis. Participan: Bahía Mahmud, Salka Emarek Helio Ayala, Mari Carmen Cabrera, Inés Miranda. Coordina Bachir Ahmed Aomar.
Jueves 17 de noviembre (Biblioteca Municipal)
20:00 h. Presentación de la Antología VerSahara 2016. Con la participación de los autores: Bahía Mahmud, Bachir Ahmed, Salka Emarek, Helio Ayala. Presenta Juan Francisco González-Díaz. La venta de esta antología irá destinada a los proyectos de cooperación.
Viernes 18 de noviembre
18:00-20:00 h. Programa especial Sahara desde Canarias. Con Bachir Ahmed Amonar e invitados. (Biblioteca Municipal)
20:30 Concierto Poesía y Música por el Sáhara. Concierto clausura homenaje al pueblo saharaui. (Teatro Municipal). Músicos participantes: Yslem Nafaa 'Hijo del desierto' (Sahara), Lucía Socan (Sevilla), Rubén Rodríguez (Gran Canaria), Sofiel del Pino (Cuba). Poetas invitados: Bahia Mahmud Awah, Bachir Ahmed Aomar, Helio Ayala y otro Este concierto tendrá un coste para ayudar a los proyectos de cooperación.

domingo, noviembre 13, 2016

La literatura saharaui participa en #100lecturasafricanas

Los escritores Bahia Mahmud Awah y Limam Boicha, miembros de la Generación de la Amistad Saharaui
Esta entrada ha sido escrita por la periodista y escritora Conchi Moya.
La literatura saharaui, cada vez más presente en los foros de literatura africana, ha sido invitada a participar en la iniciativa #100lecturasafricanas, que trata de visibilizar libros y escritores africanos. La campaña, que comenzó en las redes sociales el pasado 2 de noviembre, está inspirada en los #100DaysofAfricanReads lanzados por Ángela Wachuka de la editorial Kwani.
“El funcionamiento de #100lecturasafricanas es sencillo: cada día una persona o colectivo, que se ha unido previamente a la campaña, lanzará un único tuit recomendando un libro que ha elegido. Así durante los 100 días que durará la campaña, hasta conseguir 100 recomendaciones diferentes de 100 libros de todos los tipos de géneros, la mayoría en castellano, pero también en otros idiomas, de autores africanos de todo el continente y de la diáspora”, afirma Sonia Fernández Quincoces, impulsora en España de la iniciativa.
Por parte del Sahara Occidental estarán presentes dos autores, Limam Boicha y Bahia Mahmud Awah, miembros de la Generación de la Amistad saharaui, colectivo literario fundado en julio de 2005 en Madrid.
Ritos de jaima de Limam Boicha (Sahara Occidental, 1972) será la recomendación de Dibujando África. Se trata de un libro que mezcla poesía y prosa poética para recrear diversos ritos de la tradición saharaui. Calificado por el escritor Javier Reverte de “antropoesía” o poesía antropológica, fue publicado en 2015 por la Asociación Bubisher, red de bibliotecas y bibliobuses dirigidos a la población de los campamentos de refugiados saharauis. Bubisher también surgió como refuerzo de la enseñanza del español entre la población refugiada.
La jaima, elemento vertebrador del libro y de la vida de los saharauis, “es la palabra más sustanciosa en el kitab, libro oral saharaui. Una palabra que no solamente se refiere a la tienda de campaña, el habitáculo tradicional de los nómadas hecho de pelo de cabra o dromedario. No sólo es la casa donde vive, come, duerme, reza y se reúne la familia saharaui. Es mucho más que eso”, afirma Limam Boicha. En Ritos de jaima convive el espacio del exilio en el que los saharauis se ven confinados actualmente, el desierto de la hamada argelina, con ritos ancestrales del pueblo saharaui como el té, la especial nomenclatura de los años, el saludo, el nacimiento y la muerte, la boda o la despedida. La vida en el desierto y la tradición oral, el mayor tesoro que poseen los saharauis, son reflejados a través de “versos de la madera” que contienen la verdadera esencia de este pueblo nómada, al que se conoce como “hijos de la nube”.
Tiris, rutas literarias de Bahia Mahmud Awah (Sahara Occidental, 1960) es la recomendación de mi blog, Haz lo que debas. Publicado en 2016 por la editorial Última Línea, esta densa obra recoge un viaje a Tiris, región sur del Sahara Occidental y patria una parte importante de la poesía saharaui. Bahia realiza una ruta literaria recogiendo versos, el pensamiento de eruditos y sabios saharauisy pasajes de la historia del Sahara Occidental, desde la visión de los protagonistas, los que fueron colonizados. El viaje que recoge el libro es uno de los que se hicieron para la grabación de la película Legna, habla el verso saharaui, ganadora del Festival Internacional de Cine del Sahara 2014, para filmar los paisajes que aparecen en la película acompañando textos de los y las poetas nacionales saharauis.
Calificado de “roadmovie necesaria” por el antropólogo Juan Ignacio Robles, uno de los protagonistas del libro, en “Tiris, rutas literarias” destaca la hibridación entre las miradas de los poetas saharauis y la de los académicos españoles, junto con la conexión entre las dos lenguas del autor, hasania y español. Se considera una obra de madurez para Bahia Awah como escritor y como intelectual y es el resultado de su experiencia formativa en antropología social, compartida con los académicos de la Universidad Autónoma de Madrid que aparecen en el libro acompañando al autor durante el viaje. Tiris, rutas literarias es reflejo de los estudios e investigaciones de Bahia sobre los saharauis, sobre una realidad muchas veces omitida o tergiversada por los colonizadores y muchas otras desconocida incluso por las jóvenes generaciones de saharauis, que sufren un grave desarraigo cultural debido a las difíciles condiciones que imponen la ocupación y el exilio.
La iniciativa de #100lecturasafricanas ha partido desde el blog LitERaFRicA de Sonia Fernández Quincoces, con la colaboración de Chema Caballero y Ángeles Jurado (de África no es un país), Alejandro de los Santos (de Afribuku) y Carlos Bajo (de Wiriko), además de los 100 colectivos y personas que participan en ella recomendando un libro diario. Entre los autores propuestos aparecen nombres como los de Cheik Anta Diop, Chimamanda Adichie, Donato Ndongo, Juan Tomás Ávila Laurel, Tomás Sankara, Nelson Mandela, Ngugi Wa Thiongo, Chinua Achebe o Nadine Gordimer, entre otros.
Os animamos a participar todos los días en #100lecturasafricanas compartiendo las entradas, y al mismo tiempo buscando información sobre los autores, sus obras y por supuesto leyendo los libros recomendados hasta completar esta enorme biblioteca virtual africana.

sábado, noviembre 05, 2016

Proyecto Legnashirt de Alonso Gil en #ARTifariti Camisetas con poesía

La poesía es un arma cargada de futuro y de presente para el pueblo saharaui. Alonso Gil ha presentado el proyecto Legnashirt (Legna significa Literatura en hasania) en #ARTifariti En este proyecto aparecen poemas de la Generación de la Amistad saharaui.
Fuente: ARTifariti, 5 de noviembre de 2016
Alonso Gil afirma sobre el número 0 de LEGNASHIRT / CAMILEGNA: "¡Los poemas son las noticias reales! La Revista Nómada de Poesía Saharaui es un tabloide de dos páginas impreso en el delantero y la espalda de una camiseta. Editada por mi empresa en la cooperativa de estampación textil Sahara Libre Wear en el campamento de Bojador, recopila un conjunto de versos de poetas saharauis abrazados por los dibujos de artistas visionarios amigxs del pueblo saharaui. Las poesías viajarán de un lado a otro en esta camiseta nómada como lo hace la poesía saharaui en su tradición oral y se podrán leer las poesías en las calles, el metro, el bus, desde los pupitres, en tediosos congresos, simposiums, etc. La maquetación es de Angustias García y la produce #ARTifariti Sahara Sevilla Aapss".
¡LA POESÍA ES LA LUCHA REVOLUCIONARIA!
Todo poeta lleva un duende en la lengua.
Legna hilvana los lugares, la cultura,
la identidad saharaui y su historia.
Historia surcada por la revolución, el exilio,
la ocupación, la guerra y la resistencia.
Legna va de la boca a los oídos,
Legna canta y los pensamientos bailan,
Legna habla y los recuerdos brotan,
Legna cuenta y las cabezas agita,
Legna va de la Luz a la Clarividencia.
De la Poesía a la Profecía.