sábado, mayo 23, 2015

#TUIZA: “Cuentos y cantos bajo la jaima”, una delicia llena de antropología, música, memoria y poesía saharaui


*Fuente y fotos: Poemario por un Sahara Libre
Un viajero busca su camello perdido recorriendo la badia. Encuentra una jaima y allí el poeta Limam le dará acogida, la obligada hospitalidad al viajero, tal como es costumbre en la cultura saharaui. En torno a la ceremonia del té surge una animada charla entre ambos sobre poesía, tradiciones, música y la rica y ancestral cultura saharaui. Emprenderemos con viajero y poeta un delicioso viaje alrededor de la historia y la cultura de los hijos de la nube.
La jaima de Tuiza, en el Palacio de Cristal del Parque del Retiro de Madrid, acoge los viernes el espectáculo “Cuentos y cantos bajo la jaima”. Y sí, bajo la jaima, al son del tidinit y la flauta, arropados por el sonido y el aroma del té, envueltos en la evocadora presencia del lebjur (incienso elaborado por los saharauis), los dos artistas hablan sobre poesía, mitos, leyendas y antropología; todos los ingredientes que conforman la poderosa identidad del pueblo saharaui.
Sus protagonistas son Limam Boicha, poeta y periodista saharaui, y Gabriel Flores, músico mexicano  que también se siente saharaui  y dirige la Escuela de Música en el campamento saharaui de Bojador. Los dos cuentan, tocan y recitan sobre el camello, el animal tótem de los saharauis, del que, además de ser durante siglos el medio de transporte de los beduinos para el nomadeo, se aprovecha todo; la ceremonia del té, centro de noticias, conocimiento, conversación y relaciones “sabes cuándo empieza pero nunca cuando va a llegar a su fin”; evocan los nombres que los saharauis dan a los años, “el año de los dientes verdes de los dromedarios”, “de la vacuna”, “del derrumbe del pozo”, “de la carrera de camellos”; explican la jaima, construida tradicionalmente por las mujeres a través de la Tuiza, donde un grupo de mujeres se unen en trabajo comunal para tejerla a partir del pelo del camello; o el turbante, que tiene cientos de usos; recitan con el louh, la tabla de madera que sirve a los niños del desierto para aprender sus primeras lecciones.
Limam hace té y nos lee sus maravillosos poemas impresos en tablas de madera, el reconocido louh. Gabriel (Yibril) saca música de un cuenco o de un vaso de té, del tidinit (instrumento de cuerda saharaui y mauritano) o unas flautas, todos construidos por él mismo. Nos muestran más objetos de la antropología saharaui como la rahla, silla de montar a camello para el hombre, o el emshakab, donde va la mujer a camello, que a la vez sirve luego como mueble en la jaima, la frenna o brasero donde se quema el incienso y los mayores prefieren hacer el té…
En definitiva, una mágica idea que combina antropología, cuentos, música, poesía y tradiciones. Cultura saharaui en estado puro, que igual disfrutarán niños y mayores.






viernes, mayo 15, 2015

“El Sahara y Latinoamérica. La poesía tiende puentes" Recital Poético Tuiza. Palacio de Cristal del Parque del Retiro. Museo Reina Sofía


24 de mayo de 2015 *Fuente y fotos: Poemario por un Sahara Libre
El cuarto recital poético en la jaima de Tuiza estuvo dedicado al Sahara y Latinoamérica, una relación de amor y solidaridad con el puente del idioma común y el dominio colonial de la misma metrópoli.
Durante el recital Zahra Hasnaui y Bahia Awah leyeron poemas de las antologías de Generación de la Amistad editadas en Latinoamérica, en concreto en Argentina, Venezuela y Uruguay.
Zahra Hasnaui comenzó explicando la conexión de la poesía saharaui en español con Latinoamérica. La escritora explicó que normalmente los pueblos que han sufrido el colonialismo suelen renegar del idioma del colonizador, porque supone imposición. No es el caso del pueblo saharaui, que se ha abierto al español como “idioma factor de identidad”. El español, según Zahra, “nos ha abierto a los abrazos de tantos países latinoamericanos”. “Los saharauis nos sentimos muy orgullosos de tener estos lazos con Latinoamérica”, afirmó la escritora saharaui, “quienes además nos han mostrado tantos y tantos gestos de amistad”, añadiendo que la posibilidad de “poder expresarnos en un idioma más” es uno de los logros de los saharauis”.
Bahia Awah destacó que el idioma español es un patrimonio cultural y no una lengua de imposición colonial. “Hemos tomado la lengua como un patrimonio lingüístico”.
Entre las personas que se encontraban en el recital hay que destacar la presencia de la arabista y editora de CantArabia, Carmen Ruiz Bravo-Villasante; María López, que vivió y tuvo a sus hijos en Dajla (la antigua VillaCisneros) en la época del Sahara Español y una delegación de organizadores del Festival de poesía de Medellín, ya que este año se celebrarán actos en España y el Sahara Occidental estará presente. Zahra Hasnaui tuvo palabras para ellos “Los saharauis miramos al Sur, gracias al Sur hemos sobrevivido”.
Para finalizar, la poeta saharaui agradeció al artista Federico Guzmán “la visibilidad que está dando al pueblo saharaui, esa visibilidad que tanto necesitamos”.

 Delegación organización del Festival de poesía de Medellín


martes, mayo 12, 2015

Poesía para inaugurar las jornadas Maiatza Borrokan. La poesía saharaui en la voz de Ali Salem Iselmu



*Foto: Ali Salem Iselmu
TOLOSA - Las jornadas Maiatza Borrokan, que conmemoran todos los años en Tolosa la creación del Frente Polisario, arrancarán hoy con poesía. La asociación Tolosaldea Sahararekin ha organizado un programa de actos para reivindicar los derechos del pueblo saharaui.
Por primera vez estas jornadas han reservado un hueco para la poesía. Ali Salem Iselmu y Lander Laborde recitarán varios textos hoy, a las 19.30, en Antxon Bandres Bidaiarien Txokoa en una sesión que han llamado Versos de fuego y esperanza. En la misma cita se presentará el libro Un beduino en el Caribe.
El jueves se podrá ver el documental Mezuak Mendebaldeko Saharatik, que recoge el testimonio de Juan Karlo Izagirre, médico y alcalde de Donostia, en un viaje que realizó a los territorios ocupados del Sáhara Occidental. La proyección tendrá lugar a las 19.30, en el salón de plenos del Ayuntamiento.
El viernes, a las. 19.30, se podrá ver en el Gurea de Villabona el documental Raíces y Clamor. Asistirá, además, el director Ebbaba Hameida Hafed, ya que será el estreno a nivel de Euskal Herria.
La próxima semana también habrá dos citas. El día 19 tendrá lugar una sesión para conocer la realidad de los jóvenes saharauis, en el gaztetxe de Ibarra, a las 19.30, con la participación de Ahmed Brahim Ettnji y Luchaa Saleh. Y, como colofón, el día 20 realizarán, como todos los años, una concentración en el Triángulo de Tolosa.

miércoles, mayo 06, 2015

El verso y la prosa saharaui escritos en español materia de estudio en el Assumption College de Worcester, Massachusetts



No hay fronteras ante el auge literario del verso y la prosa saharaui. Hace una semana que me llamó la profesora Maryanne Leone, del Assumption College de Worcester, estado de Massachusetts, desde el Department of Modern and Classical Languages and Cultures . Me propuso si podría compartir unas horas de clase con sus estudiantes sobre el contenido de dos de mis obras, el poemario ´Versos refugiados` y el libro de ensayo ´El sueño de volver`. Accedí gustosamente a la invitación y el martes 5 de mayo me encontré a través de videoconferencia con una decena de estos estudiantes que cursan literatura contemporánea en el Assumption College de esta universidad.
La profesora Leoneme indicó que me centrara con los estudiantes sobre mi poesía, mi libro El sueño de Volver y la historia del Sahara Occidental como excolonia española para situar a sus alumnos en este contexto de la historia y literatura del Sahara Occidental.
El tema nos derivó a un interesante debate abierto sobre toda la historia del Sahara Occidental, su sociedad y cultura. Tras una breve introducción sobre la historia del territorio, abrí un diálogo  con los estudiantes sobre la variada temática que escribo tanto en verso como ensayo y prosa. La profesora Maryanne me pidió que tuviera en cuenta que sus alumnos aún están leyendo una selección de mi poemario Versos refugiados, y que se encuentren en periodo de exámenes en estos días, por lo que nos limitamos a una hora de clase por videoconferencia.
Esta experiencia la había tenido en varias ocasiones con otras universidades de Estados Unidos, como Austin, Texas, Irvine, California, la universidad de Minneapolis-Minnesotta, la universidad canadiense de Guelph, Ontario, Canadá y con la Universidad de la Plata en Argentina. Mi metodología en estos casos siempre la he enfocado desde la vertiente, “la literatura saharaui escrita en español, el legado lingüístico que hemos heredado de la metrópoli y hemos incorporado a nuestra heterogénea cultura afro-árabe-hispana, así como el alcance de esta literatura en nuestra lucha de liberación nacional ante la hispanidad en su conjunto. Durante esta clase puede responder una amalgama de preguntas que versaron en torno a la biografía del autor y sus obras, hilo conductor en la historia del Sahara Occidental como excolonia española y su relación con el mundo hispano.
Debo recordar que esta clase surgió gracias al contacto de la profesora Debra McMahon, una amiga de la universidad de Pitsburg que conocí el año pasado a raíz de recomendación de mis amigas Michelle Hamilton y Jill Robinson. Ambas me conocieron en la Universidad de Irvine, Los Angeles, California años atrás. Estas profesoras están realizando diferentes estudios de investigación sobre la literatura saharaui escrita en español y el fenómeno grupo literario Generación de la Amistad. La profesora Debra recomendó mis libros a esta universidad y enseguida la profesora Maryanne L. Leone se puso en contacto conmigo. Así es cómo gestó la idea.
La profesora y los estudiantes esperan venir en breve a Madrid para seguir investigando sobre la literatura y la historia del Sahara Occidental, en su vertiente de ex colonia española y territorio aún pendiente de descolonizar.

sábado, mayo 02, 2015

#Tuiza “El exilio saharaui. Una larga estación de adobe”. Recital Poético Tuiza. Palacio de Cristal del Parque del Retiro. Museo Reina Sofía

Boaventura Sousa de Santo y Maria Paula Meneses

*Fuente: Poemario por un Sahara Libre; 30 de abril de 2015
El tercer recital de los poetas saharauis Zahra Hasnaui y Bahia Mahmud Awah en la jaima de Federico Guzmán, Tuiza, giró en torno al tema del exilio, esa “larga estación de adobe”, en palabras del poeta saharaui Limam Boicha.
Tras el recital poético comenzó una interesante mesa redonda. A Zahra y Bahia se unieron el profesor de Antropología de la UAM Juan Carlos Gimeno, los profesores Boaventura de Sousa Santos y María Paula Meneses de la Universidad de Coimbra y el poeta saharaui Limam Boicha.
Juan Carlos Gimeno explicó el trabajo que desde la Universidad Autónoma de Madrid y la ONGD Antropología en Acción se viene realizando desde hace varios años para preservar la memoria oral saharaui, uno de cuyos ejes es el trabajo que se está realizando con los poetas saharauis nacionales, que componen en hasania. “Para los saharauis, como para tantos pueblos del mundo, la poesía no es un lujo, si no una necesidad”, afirmó Gimeno. La Generación de la Amistad, escritores saharauis en español es una generación puente con los poetas en hasania. El profesor Gimeno explicó que en su proyecto se está trabajando en un archivo nacional de poesía para la recuperación de la memoria oral saharaui, en particular la poesía y antologías poéticas sobre estos poetas nacionales saharauis. Además se ha realizado el documental “Legna, habla el verso saharaui”, ganador del primero del FISahara 2014. La traducción al español de la poesía saharaui en hasania es en palabras de Gimeno “todo un desafío”. El español es un idioma que han mantenido los saharauis por “decisión propia” y como factor de identidad, pero corre el peligro de “desaparecer” por la actuación marroquí, que trata de borrar cualquier huella del pasado colonial español.
La profesora e investigadora María Paula Meneses definió a la poesía saharaui como “profundamente arraigada; un arma para amplificar la lucha, la denuncia y el combate, para amplificar las redes de solidaridad”. Meneses definió la invasión de Marruecos como otra forma de colonialismo.
A continuación tomó la palabra el profesor Boaventura de Sousa Santos, uno de los principales intelectuales en el área de ciencias sociales, que se define como un “optimista trágico”. Se mostró “ilusionado y emocionado por compartir estas experiencias con los saharauis”. Destacó que Europa está en un momento en el que no sabe cuál va a ser el futuro que le espera pero en el que también ha olvidado su pasado. Ha olvidado el colonialismo, que sin embargo sigue teniendo sus consecuencias y ha desestabilizado a muchos países. El neocolonialismo es el que permite que Marruecos ejerza colonialismo sobre los saharauis. Boaventura definió la jaima como “ecología del saber” y subrayó la importancia de la “solidaridad entre arte, poesía y ciencias sociales que se produce en proyectos como Tuiza o el de poesía que lleva a cabo la Universidad Autónoma de Madrid”. En palabras del profesor de Sousa Santos “la causa no está perdida porque resistimos y porque no vamos a dejar que se pierda. La poesía y el arte resucitan energías de liberación y resistencia. El arte es una gran fuerza de liberación”. Prosiguió diciendo que “los poetas saharauis están demostrando que el arte puede cambiar el mundo, que hay una subversión en las formas de pensar”. Según el profesor, vivimos en un mundo que sólo valora lo escrito, que considera lo oral como algo del pasado, cuando la gran mayoría de seres humanos aún hoy en día mantienen una comunicación eminentemente oral y muchos ni siquiera han leído un libro. Destacó la importancia del arte como “fuerza de liberación; con él se hace política bella y política viva”.
El escritor saharaui Bahia Mahmud Awah afirmó que “los saharauis hemos sabido aprovechar nuestra parte más humana, como es la poesía, hemos optado por abrir este frente”. Se refirió a la lucha de los saharauis por no perder su rico patrimonio oral. “Estamos intentando ser más rápidos que el tiempo, antes de que el tiempo se lleve a los ancianos que nos quedan, estamos recogiendo toda su sabiduría”, concluyó.
Zahra Hasnaui ahondó en la idea del profesor de Sousa, sobre que la jaima de Tuiza forma parte de la “ecología del saber”. En ella “podemos descansar, reflexionar y alejarnos de ese neoliberalismo que nos invade y nos oprime a todos, que nos está deshumizando”.
Por su parte el poeta saharaui Limam Boicha comenzó su intervención refiriéndose a la nueva “cobarde resolución de Naciones Unidas que no se atreve a denunciar las violaciones de derechos humanos en el Sahara ocupado ni a dar competencias a la MINURSO en materia de derechos humanos”. En palabras de Limam “el pesimismo que nos podría invadir se supera gracias al trabajo de tanta gente que lucha por cambiar las cosas y visibilizar la causa saharaui y tantas otras causas. Como es el caso de la causa de Tuiza que logra que venza el optimismo”. Limam recordó que “hay muchos saharauis que claman por la guerra, por su situación de desesperanza; al mismo tiempo cada vez hay más proyectos culturales relacionados con la causa saharaui. Tiene que haber más solución que la guerra; seguir luchando, ejerciendo la resistencia activa, también a través de la cultura”, concluyó el poeta saharaui.



domingo, abril 26, 2015

“Diáspora Saharaui. El canto que mira a la tierra desde el éxodo”. Recital Poético Tuiza. Palacio de Cristal del Parque del Retiro. Museo Reina Sofía


*Fuente y fotos: Poemario por un Sahara Libre, 23 de abril de 2015
El segundo recital poético de los escritores saharauis Zahra Hasnaui y Bahia Mahmud Awah, versó sobre la diáspora, que entre los saharauis es aquella población que está en un doble exilio, fuera de su territorio, el Sahara Occidental, y fuera del refugio, los campamentos de Tinduf.
Tras la bienvenida del artista Federico Guzmán al numeroso público que llenaba la jaima de Tuiza, el verso saharaui tomó la palabra. Zahra Hasnaui hizo referencia a cómo desde la diáspora hay una tendencia a contar los sentimientos. “Es difícil escapar de la telaraña de la memoria”, afirmó. Por parte de los saharauis en la diáspora se está haciendo un esfuerzo colectivo para mantener la memoria. “El pueblo saharaui es de tradición oral, pero ha asumido el compromiso de dar constancia al mundo de sus sufrimientos”. “Desde la diáspora el lenguaje, la creación literaria son elementos tremendamente efectivos”, concluyó.
Los poemas recitados hablaron sobre la fe en el regreso, el futuro incierto, el destierro, la rebeldía ante el silencio y la indiferencia, la espera, la paciencia, el olvido. Los poetas saharauis denuncian en verso. Como dijo Bahia: “poesía, poesía, poesía y menos hablar”.



“La mirada a la tierra desde la diáspora”. Bahia Mahmud Awah
En nuestra lengua materna hasania, no existía el término “diáspora, exilio o refugiado salva en un criterio religioso. Y el concepto “desterrado, diáspora, exiliado y refugiado” solo tenían dos contextos de connotación religiosa. Primero cuando se dice ehyar shour Mecca, es decir ha ido a exiliarse para morir en el santuario de la Meca, y ser vecino de los precursores de la religión mahometana.
Y el otro concepto se dio en los años 1958 cuando la España expulsó fuera del territorio a muchos hombres saharauis que no aceptaban la presencia colonial francesa y española en el Sahara Occidental y en Mauritania, condición que se le aplica muhayir, es decir desterrado por su condición de rebelde anticolonial. En este caso la gente decía Omar hayir souf Alyayayir. Es decir Omar se ha exiliado a Argelia, en referencia a su marcha o expulsión que en este caso sí que cobra una nueva connotación política que antes era desconocida.
Pero nunca por condiciones económicas como entendemos a las causas de los flujos de la emigración desde África, Asía o Latinoamerica.
En nuestro caso los escritores y poetas saharauis en la diáspora hemos incorporado este vocablo que no existe en Hasania en nuestro verso y lo hemos tratado desde su concepto universal: Emigrante, lejos de casa, desterrado, exiliado o refugiado por conflictos bélicos.
Esta segunda jornada de recitación de nuestra poesía, trataremos el verso saharaui y cómo el poeta saharaui desde su diáspora lo enfocó para condenar, denunciar y transmitir sus sentimientos desde una lejanía impuesta por la ocupación marroquí al territorio saharaui. Nunca quisimos ser desterrados ni exiliados pero el destino y la injusticia lo hicieron así, pero sin que a ello nos resignamos.
Decía mi amigo el escritor Luis Leante “No conozco una palabra más terrible que “exiliado” para referirse a la condición de una persona”.
Y este planteamiento me lleva a estos versos:
En el silencio exiliado, cada noche sueño gritar
vuestros nombres,
que anidan desterrados donde el tiempo
en la infinidad se reduce entre diminutas,
oscuras, transparentes y condenadas paredes.
En el tema tenemos un proverbio que aprendí de niño y que se refiere a esta condición de formar parte de una diáspora. Y nuestros mayores para hacer alusión a esta condición desconocida en nuestra cultura se valen de este proverbio  que reza: “La gacela muere sin emigrar de su devastada morada”.
El verso nos acerca el sentir del poeta saharaui al experimentar esta condición del éxodo  y la diáspora.

viernes, abril 24, 2015

"El español. Versos de identidad y patrimonio" Recital Poético Tuiza. Palacio de Cristal del Parque del Retiro. Museo Reina Sofía


16 de abril de 2015  *Fuente: Poemario por un Sahara Libre (Fotos: Ebbaba Hameida y Poemario)
El pasado jueves 16 de abril, daban comienzo las actividades poéticas en la jaima de Tuiza (Palacio de Cristal del Parque del Retiro- Museo Reina Sofía) con un recital de poesía saharaui en español a cargo de los escritores Zahra Hasnaui y Bahia Mahmud Awah.
El artista Federico Guzmán dio la bienvenida “marhaban” a la jaima, realizada con melhfa diseñadas y tintadas por mujeres saharauis en el Taller Anna Lind del campamento de refugiados saharauis de Bojador, durante dos meses de intenso trabajo creativo en las duras circunstancias del refugio. La idea surgió de un verso de la poeta saharaui Zahra Hasnaui en el que explicaba cómo las mujeres saharauis durante el éxodo protegían a sus niños con las melhfas, como unas provisionales jaimas: “Con la capa de estrellas, /arropaste la noche gélida, /acercaste la luna y la brisa marina” (Saharauia).
El primer recital tuvo como tema la creación en español, bajo el título “El español. Versos de identidad y patrimonio”. Bahia realizó una introducción sobre las tres generaciones de escritores saharauis en español “el único legado que dejó la metrópoli”: la Generación del 73 saharaui, la Generación de la Guerra y el exilio y la Generación de la Amistad, a la que pertenecen ambos escritores. Por su parte Zahra Hasnaui dio la bienvenida a todos los presentes a la “jaima grande”, como una oportunidad de ofrecer la hospitalidad saharaui al pueblo de Madrid, insistiendo en que es “un privilegio gozar con una lengua más aparte de la materna”.
“El idioma español, lejos de ser una imposición colonial para los saharauis, llegó, lo abrazamos y lo tomamos como el mejor legado que dejó la metrópoli”, afirmaron los escritores saharauis. “España no nos dejó la independencia pero sí esta lengua que nos abraza a los pueblos hispanos”, concluyeron para comenzar un recital poético que recorre los versos de estos más veinte años de creación  literaria en que los poetas de Generación de la Amistad comenzaron a componer sus obras, aunque el grupo no se formaría oficialmente hasta el año 2005.



Introducción a la literatura saharaui en español. Bahia Mahmud
Quisiera destacar que el inicio y desencadenamiento de esta literatura saharaui escrita en la lengua española y alimentada de la antropología cultural y política saharaui, sus inicios se dieron finales de los años sesenta, cuando el territorio se encontraba bajo dominio colonial español. El precursor  de esta literatura, no fue un solo individuo, sino una cultivada generación de jóvenes denominada la “Generación del 73 Saharaui”. Un fenómeno literario que su espíritu intelectual político y de apego a sus raíces se ha ido cobrando fuerza y reencarnación en posteriores generaciones saharauis durante todo el proceso de descolonización y liberación que lleva el pueblo saharaui.
Y aquí cabría definir y contextualizar cada una de estas posteriores generaciones que escribieron su comprometida prosa, verso y ensayo para cantar y visualizar su sociedad cara al exterior en la lengua que desde el principio sintieron su importancia en llevarle a la literatura y a la lucha de muchos otros pueblos latinoamericanos e hispanos en general. Todas estas generaciones no se acomplejaron con el pensamiento que señalaba en aquellos tiempos (Fuera la lengua del colonizador)” como sucedió en otras partes de las colonias en  África y en Asia.
Los saharauis con visión al futuro tomar el español como su segunda lengua y lo aceptaron “no como una lengua de imposición colonial”. Para ellos constituye el mejor y único legado heredado después de un siglo de convivencia y coexistencia cultural con su lengua materna hasania.
Esta convivencia hizo que se dieron tres importantes generaciones que se habían cultivado y educado en una cultura bilingüe en la que el verso en hasania y en español cantaban cogidos de la mano, al desierto a su cultura y a su sociedad. Como decían estos versos:
Los libros
Me condujeron a las entrañas
De mi siglo.
Porque he visto
Poetas jornaleros,
Poetas jardineros
Poetas cristaleros.
Poetas
Que avivan las letras
donde el cielo abraza
la inmensidad de los desiertos.
Primero apareció la Generación del 73 Saharaui promotora de toda esta historia de la lengua española entre los saharauis. En los años ochenta en el exilio la encarnación del pensamiento de esta generación hizo que posteriormente apareciera en los campos de refugiados saharauis la segunda generación denominada “Generación de la Guerra y el Exilio” a la que quisiera recordar con estos versos de Mohamidi Fakala integrante de esta generación:
La sangre de mis hermanos caídos,
claman venganza,
en esta inmensidad silenciosa
de la noche en el desierto.
Patria
para que dejen de pisar tu cuerpo,
para no oír el llanto de nuestras
madres,
y para no llorar más,
Mi juventud te entrego.
Principio de los años noventa comenzó a gestar una tercera generación que optó por elegir el nombre como homenaje a la Generación del 27 española la “Generación de la Amistad Saharaui”. y estos versos de Miguel Hernández me llevan a definirla:
Con tu puedo
Y con mi quiero 
Vamos junto compañero.
El factor común que unió a estas tres corrientes literarias por supuesto que fue la lengua de la metrópoli, el patrimonio cultural saharaui y el compromiso político de lucha, pero también influyó mucho los versos y pensamiento político y literario de poetas hispanos como Antonio Machado, Pablo Neruda, Garcia Lorca, Cesar Vallejo, Rubén Darío, Mario Benedetti, Rafael Alberti, Jorge Guillén,  José Martí y Miguel  Hernández entre otros.
Esta historia de la lengua nos ha reunido esta tarde aquí en esta jaima saharaui, simulacro artístico de la imaginación del gran artista sevillano Federico Guzmán que nos ha facilitado imaginar que hace más de cincuenta años atrás los saharauis en sus jaimas aprendieron la lengua española, recitaron sus primeros versos en castellano y conocieron los poetas de otros pueblos de esta cultura hispana.
Y desde aquí quisiéramos recordarle y rendirle homenaje a todos ellos y en especial al escritor Eduardo Galeano el padrino de la causa saharaui y unos de los referentes de estos pueblos que nos ha dejado recientemente. Que descanse en paz y que su espíritu de verso y compromiso esté con nosotros en este recital poético con especial atención a la lengua española, los saharauis y la hispanidad.
En silencio
Te saludo con la mirada errante
A través de las  ondas de una radio.
En silencio
te envío los encendidos versos
y la voz de un poeta que te cantó
hasta después de muerto.
En silencio
seguiré contándote
los pasos que separan
tu ciudad de las dunas
que habitan mis corazones.



miércoles, abril 15, 2015

Tuiza. Las culturas de la jaima. La poesía saharaui presente en la exposición de Federico Guzmán. Palacio de Cristal, primavera 2015

La poesía saharaui en español tendrá una destacada presencia en la la exposición de Federico Guzmán: Tuiza. Las culturas de la jaima que ha sido organizada por el Museo Reina Sofía en coproducción con Fundación Donostia / San Sebastián. Los poemas de la Generación de la Amistad saharaui estarán presentes en las voces de Zahra Hasnaui y Bahia Mahmud Awah
Cada jueves a las 19h. Del 16 de abril al 4 de junio. Los recitales cuentan con la participación de poetas de diferentes orígenes. Se podrá escuchar a la Generación de la Amistad, con los saharauis Zahra Hasnaui y Bahia Mahmud Awah
Federico Guzmán. Tuiza. Las culturas de la jaima. 16 abril – 30 agosto, 2015 / Palacio de Cristal, Parque del Retiro Mobiliario. Museo Reina Sofía
*Texto y selección poética de Zahra Hasnaui
Nadie ignora la incidencia inevitable de la realidad en la literatura de los desterrados, tanto la pasada como la presente. En el viaje hacia lo desconocido, se transporta un amplio bagaje emocional con el que se establece una relación amor-odio. Por una parte, se quiere dejar atrás lo acaecido; por otra, se resiste uno a renunciar por constituirse en el nexo, frecuentemente el único, con las raíces.
En la segunda vertiente, surge la necesidad de compartirlo, como si al hacerlo uno se despojara, aunque sólo en parte, y sólo por episodios, del dolor intermitente. De hecho, un gran número de especialistas en la materia coinciden en concretar esa reacción en la predisposición del exiliado al testimonio. La aserción se cumple en nuestro caso; a veces de forma inconsciente, a veces dolorosamente consciente, hemos narrado las vivencias personales, diluidas, de forma reiterada, en las colectivas.
Demasiados compañeros piden el paso a la palabra: la necesidad de reconstruir los recuerdos borrosos; la de compartir el imborrable; la nostalgia por lugares, parientes y amigos; la injusticia nueva, la longeva; la impotencia, la rabia que nos sustenta.
Nuestra poesía se ha convertido en la crónica y denuncia líricas de la situación saharaui en los campamentos, en las zonas ocupadas y en la diáspora. Hemos gritado lo que se siente con voces de fuego y versos refugiados, acompañados por la música del siroco. Somos nómadas en el exilio, rompiendo silencios con versos de madera.
Es difícil, escapar de la telaraña de la memoria que, como a Jorge Guillén, nos cubre malla a malla. O de la realidad de Juan Gelman, que como un martillo bate las telitas del alma.
Quizá, este esfuerzo colectivo por mantener la memoria sea nuestra originaria razón de ser.
Quizá, como anunciaba Rodolfo Walsh, en su exilio natal, por ser fieles al compromiso que asumimos hace tiempo de dar testimonio en momentos difíciles.
Por la sangre, llanto y tierra en la suela de nuestros zapatos, como León Felipe allá en Méjico.
O como apuntaba Michael Ugarte porque “el exilio es uno de los escasos fenómenos en la historia en que el lenguaje se considera un instrumento más eficaz para el cambio social que la acción política.”
El caso es que la poesía de la Generación de la Amistad se nutre del sentimiento desgarrador del exilio en sus múltiples facetas:
- La fe en el regreso:

Bahia Awah.
Sí, expirará la mar del peso
De su noche
Sí, se acordará en el exilio
De su gente.
Y la mar, ésta
Nuestra, con sus cuajadas espumas
Negras, rojas, blancas
Y verdes,
Volverá a vernos, inevitablemente,
Seguro volverá a vernos.

Zahra Hasnaui
Volveré,
envuelta en mantos
de estrellas rojas,
a sanar las
aguas amargas.
A morir y renacer
en las entrañas atlánticas.

- El futuro incierto

Saleh Abdelahi
No quiero alimentar el perpetuo mañana
Con la rutina de hoy
Ni abrir con la misma llave
La misma puerta de este calendario

Ali Salem
Ando entre la inspiración y la desolación
Sin admiración, ni corona,
Huyendo de los buitres del pasado,
Con el constante temor a los buitres del presente

Ebnu
Se pospone el futuro
Hasta nuevo aviso

- La huella inevitable del tiempo:

Luali Lehsen
El tiempo va
Siempre va,
Dejando callos en las manos
De la historia,
El tiempo va, siempre va.

Zahra Hasnaui
Mentimos colgando
días pretéritos
en calendarios ajenos,
sin mirar,
no vayamos a ver
lo que ya no somos.

- El exilio

Limam
Este exilio
Es una larga estación de adobe.
Se derrama por el camino
Y se abrasa.
Saleh Abdelahi
Yo sé que esquivo las adversidades
Del exilio.
Que cierro los ojos y cultivo el desierto
En mis caminos con paisajes de jardines.

Chejdan
La vida en el exilio es una catarata de penas y, la alegría se dibuja por zancadas,
para atravesar el inmenso caudal.

Ali Salem
Poseer todo y no tener nada.
Vaciar los sentimientos de ambiciones
En busca de la verdad perdida.

Luali Lehsen
Desde entonces los días empezaron
A nacer muertos
Y nuestra infancia naufragó en la turbulenta marejada del éxodo.

Ebnu
Y mi casa fue ocupada
Por mis buenos vecinos,
Las cucarachas y los ratones.
Desde entonces vivo al borde
De un abismo silbando una vieja
Canción de cuna.

- La tierra:

Ali Salem
Me dueles tanto
Como el deseo
De encontrarte.
(refiriéndose a Dajla)

- La ocupación:

Limam
Alguien irrumpió
En esta tierra
Para cazar falenas
Para destruir la semilla
De los nidos en peregrinación

Ali Salem
Decirles que el desierto sólo conoce
A los nómadas, dueños del sol y el viento.

Chejdan
Las ciudades del Sáhara sombrío se levantan una vez más
Para gritar orgullosas
Basta! Basta¡ Basta¡

- La identificación con el otro:

Chejdan
Ojalá mis versos surquen
Tantos cerebros como
a mi alma llega tu súplica.
Hermano saharaui,
Yo también,
Estoy herido de muerte.

Ebnu
Ya no siento nada,
Salvo tu antiguo dolor multiplicado.

Zahra
Se agolpan tus clones y alborotados pugnan por salir en blanco y negro de mi garganta.

Luali
No ha muerto tu voz.
Tu voz vive entre los ruidos del mundo
Que te ha dejado sin voz.
Tu voz se ha ido a gritar su rabia
Desde el exilio del alma, a pregonar
La limosna de ser
Desde el silencio de su reencarnación en mi voz

Bahia Awah
En el silencio exiliado, cada noche sueño gritar vuestros nombres,
Sueño rosas de mi desierto
Sueño jacintos y esmeraldas.

- La espera:

Zahra
Siempre se pone el sol,
Siempre, dicen, llega la sombra.
¿Por qué esperas,
justicia esquiva,
agotar nuestra paciencia?

Ali Salem
En un grito te escucho
y me vuelvo a mí,
para contemplar
la fe de mi paciencia.

Chejdan
Hay relojes
Que no marcan la hora.
Y otros que gritan, se enfadan,
Lloran, y hasta se deprimen.
Pobre de mí, que no lloro, ni me enfado.
Resecado del bullicio ajeno
He perdido la noción del tiempo.
La melodía de la esperanza

Ebnu
Mi corazón empieza
a vagar por las costas
Y se remoja los pies descalzos
En las olas atlánticas de la paciencia.

Bahia Awah
Voy huyendo a la infinidad
Del tiempo.
Voy huyendo de los principios
Frustrados.
Voy huyendo de los que no creen
En el día
Que nacerá mañana.

Ali Salem
Pero volverán a surgir los hombres vestidos con palabras que el viento
Transforma en un enorme eco lleno de libertad.

Chejdan
Olor a incienso y miradas beduinas
Surtirán, entonces, nuestra vida.

Saleh Abdelahi
Alguien en la trinchera
Gritó tu nombre y desde entonces
En cada corazón que
va dejando para el dolor
una esperanza
me resuena tu nombre.

Limam
Pero en ti existe,
Una exuberante vegetación de memoria
Una brisa del océano,
Y esa próxima y
Anhelada lluvia nuestra.
La rebeldía ante el silencio

Luali Lehsen
Mi verso habla para callar
Los estampidos que perforan
Los tímpanos del silencio

Limam
Hay un silencio
Que quiebra la palabra
El lacerante olvido

Ebnu
Si un día me preguntas
Y no te digo nada
Será porque me fui
Tras la sombra del olvido

Zahra
Y día tras día,
se colorea el lienzo gris del olvido
a golpes cegados por la esperanza.
La desolación tras la guerra

Ebnu
Estoy solo.
Irremediablemente solo.
Ya no quedan zorros para domesticar
Ni ovejas ni rosas que cuidar.

Ali Salem
Ya no queda nada.
Ni antes, ni después,
Ni ahora,
Que sigues siendo
El refugio del poder.
El descrédito en la condición humana

Chejdan
No quiero ser
El hijo de un profeta
No quiero ser
El amigo de un valiente
No quiero ser
Pariente de los hombres.

Ebnu
Cualquier día
Me uniré a Dios
Para no sentirme solo.
Que pronto renace…

Saleh Abdalahi
me iré aunque tú no lo quieras a romper
las fronteras y mezclar las razas
me iré aunque tú no lo quieras a construir
a cielo abierto un lugar sin nombre
donde los hombres bajo el sol se funden en abrazos y perdón
ya que todos tenemos la misma sangre y bajo el sol la misma sombra.
La rabia contenida

Limam
Y aunque se han secado las fuentes
De la húmeda paciencia
Aún nos queda una gota de rabia
Quemándonos las gargantas