viernes, febrero 21, 2014

Pantalla

A los asesinados en Ceuta.

Impasible te miro.
Desde mi sillón
la vida pasa.
Dominas,
seduces.
No aparto la vista.
La sangre me retiene,
los mutilados cuerpos
embrujan.
La muerte,
fría y cercana,
acompaña.
Siguen matando
las bombas.
Prostituida
la joven,
desde la pasarela,
sonríe: El político
saluda.
Pobre y africano,
el negro,
muere en la orilla.
Nada nuevo,
la vida me aburre.


Bachir, febrero 2014.