domingo, noviembre 03, 2013

Sale a la venta la segunda edición del libro “El sueño de volver” de la Editorial CantArabia

El pasado 25 de octubre, mientras estaba en Barcelona, recibí una llamada de la editora de mi libro “El sueño de volver”, informándome que se acababa de imprimir la segunda edición, después de agotarse la primera, tras su presentación en la Feria del Libro de Madrid 2012, y un largo itinerario que recorrió varias ciudades como Barcelona, Granada, Madrid, Zaragoza o San Sebastián.
Mi alegría fue enorme al saber que de nuevo “El sueño de volver” vuelve a ocupar estrados y escenarios para que los lectores tengan otra oportunidad de leer y escuchar las historias inéditas que vierto con amor, desde nuestra realidad, en este libro de ensayo y estudio. La buena noticia la celebré el pasado jueves 31 de octubre en la editorial CantArabia, ubicada al lado de la céntrica arteria madrileña de la Gran Vía, en la calle Marqués de Valdeiglesias. Me uní a la editora y algunos amigos, pensando en los que no han podido tener la ocasión de adquirir el libro, y en especial en aquellos que muchas veces nos conciben erróneamente, imaginándonos de manera desafortunada en su ficción literaria, por no documentarse correctamente y no dirigirse a nosotros. También pensé en los lejanos autores de las bibliografías coloniales, que escribieron sus obras sin contar con los saharauis.
Curiosamente esta fecha, 31 de octubre, fue el preludio del largo exilio saharaui, después de que la potencia colonizadora española dejara la tierra a merced de los invasores, a raíz de su apocado y precipitado abandono. Aquel fue el inicio de la ocupación a través de la tristemente llamada “Marcha Verde”, planificada y ejecutada el 31 de octubre de 1975 por anacrónicos políticos, dictadores y monarcas, en Madrid, Rabat y Paris. Estos son algunos de los dolorosos pasajes de las historias que aparecen en algunos capítulos del libro, rescatados de mi memoria, lejos de la ficción literaria, sí mezclados con hermosos retazos de la historia saharaui, desde el verso y la prosa, escritos por aquella luminosa “Generación del 73 saharaui”.
Y en mi caso este libro, en el que una generación sigue soñando en volver a su tierra, nació porque es el fruto de una conciencia, adquirida a lo largo de estos años en el camino de un proceso inconcluso de descolonización. El destino me llevó, para contarlo, a vivirlo y conocerlo desde niño.
Como dijo la poeta estadounidense Emily Dickinson: “No hay mejor fragata que un libro para llevarnos a tierras lejanas”.
Bahia Mahmud Awah