sábado, mayo 14, 2011

Chejdan Mahmud y Luali Lehsen: «Escribimos para liberar al Sáhara»




Los dos autores definen su poesía como una mezcla de la tradición saharaui y la Generación del 27


Chejdan Mahmud y Luali Lehsen son los dos poetas saharauis que participaron ayer en un acto del Festival Internacional de Poesía titulado 'Poesía por la libertad, poetas del pueblo saharaui'. Ambos pertenecen a la Generación de la Amistad, un joven grupo poético de saharauis formado en 2005 y que escogió esta denominación en recuerdo y homenaje al grupo de Federico García Lorca.

Los dos fueron enviados a estudiar a Cuba, donde se han formado como poetas. «En el campo de refugiados no había posibilidad de estudiar y fuimos enviados a Cuba, una experiencia de la que estamos muy agradecidos, lo que nos ha servido para alejarnos de la guerra durante quince años», comenta Luali. «Somos profesionales formados en Cuba, donde también hay otros compatriotas que estudian diversas materias», matizó.

Sus influencias literarias pertenecen al ámbito de las letras hispanoamericanas y «las lecturas, las historias narradas por nuestras familias, y sobre todo la Generación del 27 y especialmente Federico García Lorca», dicen los poetas.

«Toda la poesía escrita en español tiene una fuerte importancia en el Sáhara, donde existe una poesía oral, más rítmica, profunda y muy descriptiva, y de esas dos fuentes nace nuestra lírica», señala Chejdan Mahmud.

Más allá de las influencias literarias, la lírica saharaui contemporánea se define por «una poesía donde está presente la guerra de nuestro país, de ahí que escribamos una poesía patriótica y reivindicativa, porque escribimos por la liberación de nuestra patria, y esto siempre sale», manifestaron los autores saharauis.

Compromiso
«Toda revolución tiene su poesía, su literatura, su música, y se corresponden con el tiempo que les ha tocado vivir, y mi poesía no es un panfleto sino la que me toca escribir», insiste Chejdan Mahmud.

«Nuestra poesía reúne lo reivindicativo con lo intimista, porque la mejor manera de mostrar el mundo del sufrimiento es hablar de cómo lo siento, y estoy obligado a hablar de mi país», añade Chejdan.

En esta línea de lucha poética publicaron una antología dedicada al levantamiento de El Aiun, «donde quisimos manifestar su importancia y decir basta al estado policial marroquí al que está sometida esta ciudad», señalaron Chejdan y Luali.

En cuanto a las disensiones entre los diferentes grupos saharauis, los poetas destacan que «al Frente Polisario le corresponde el papel de representar legítimamente al pueblo saharaui». Estiman que «el Sahara está dividido por un muro, donde en un lado se encuentran los que viven en la zona marroquí y están financiados por los marroquíes, y por otra parte se encuentran los que quieren la independencia del Sahara». «Sí, hay grupos que apuestan y defienden una autonomía, pero están pagados y viven del Gobierno marroquí», añaden estos autores saharauis.

¿A qué se debe el retraso en el proceso de autodeterminación del pueblo saharaui? Los poetas asienten y opinan que se está retrasando en exceso, pero reconocen que «a nivel internacional es un conflicto catalogado de poca importancia, y donde los intereses occidentales están rendidos a un reino feudal que se vende bien en occidente, pero que es de lo más retrógrada».

Chejdan y Luali estiman que los levantamientos y revoluciones del mundo árabe «comenzaron en el Sáhara, donde la gente se manifestó para pedir dignidad y derechos sociales, y después de aquello sucedieron los hechos en Túnez».

Los dos poetas consideran que España debe tener un destacado papel para la autodeterminación del pueblo saharaui, «y lo primero que podría hacer es reconocer al Sáhara como país, y de esta manera no tendría que romper relaciones con Marruecos».

Los dos autores ofrecieron una lectura de sus poemas en el Teatro Isabel la Católica, un acto que se vio completado con la proyección del documental 'Amargo como la vida, dulce como el amor, suave como la muerte', del realizador granadino José Sánchez Montes.