sábado, mayo 08, 2010

El talador de nostalgias



*Del nº 26 de la Revista Shukran


Aunque Tifisqui es una estación primaveralmente imprecisa durante su estancia florece alegría, y esa nueva emoción atrae a multitud de familias que van en busca de la medicina del aire puro, el pasto verde, la leche y la carne de camello, unas bendiciones anheladas por los saharauis después de los tormentos del verano.

Hatab, un carbonero montaraz apuró sus pasos para iniciar la faena. Los nómadas consideran su oficio de mal agüero, porque no toma de la naturaleza lo que necesita, sino más bien la perturba, dejándola estéril. Aquél día Hatab estaba con su pequeño burro delante del árbol, quedó un rato indeciso, con su gruesa mano acarició el tronco, como para mimarlo con engaños y dejar que baje la guardia, era un tronco de rostro hermoso, cargado de un aura misterioso, escudriñó la parte más vulnerable para destrozarla a base de hachazos.

Galia y Dahi, una pareja de recién casados se dirigían a Zug, se desviaron un poco de su ruta, en dirección al oeste para ver un pozo y el árbol que está cerca de él, querían sobre todo ver el árbol de sus recuerdos cuando se conocieron, el lugar secreto de sus cálidos abrazos en la febril sombra. Conocían tan bien el desfiladero que fueron directo al árbol. Cuando estaban cerca vieron cómo Hatab se alejaba unos pasos y después el tronco del arbusto se balanceaba ligeramente en el aire y se caía de bruces sobre la tierra. La firmeza de muchos años se quebró llevándose consigo un buen refugio, leña y sombra, clandestina sombra, testigo de su pasión. Dahi y Galia se miraron y una luz se difuminó en sus rostros.

- Vamos de aquí, dijo Dahi, este hombre está loco, no sabe lo que hace, además ha talado nuestras nostalgias.


Limam Boicha

1 comentario:

FEDERACION DE ASOCIACIONES DE AYUDA AL PUEBLO SAHARAUI DE CIUDAD REAL dijo...

El próximo MIERCOLES 9 de JUNIO a las 21.30 horas la Asociación de Ayuda al Pueblo Saharaui MADRAZA de Ciudad Real, presentará en el Teatro Municipal Quijano el reportaje - documental: REFUGIARTE,el arte del refugio, estreno al que afectuosamente quedan invitados y en el que esperamos contar con su presencia.
Las palabras pierden su valor cuando se han repetido hasta la saciedad. Se vuelven vacías y no quedan argumentos para explicar. En esta línea se encuentra el discurso del Pueblo Saharaui, que parece que no encuentra manera de llamar la atención desde la propia gravedad del exilio al que ha sido arrojado. Su situación ya no es suficiente. Sus miserias ya han sido contadas de todas las maneras posibles y el tema ha perdido actualidad y ya no puede exprimirse como mercancía de consumo, por lo que salvo excepciones, difícilmente encuentra cabida en el rincón de algún periódico.
Aún a pesar de todo miles de saharauis viven día a día esperando. Esperar es una prueba que te hace madurar. Esperar es fuerza para aliarte con el tiempo, para fortalecer el alma y no perderte en el abismo.
“REFUGI-ARTE” ha sido creado como un nuevo instrumento de transmisión de la causa saharaui a través de la mayor manifestación cultural existente: el arte. El pueblo Saharaui cuenta con canciones, historias orales, dibujos y pinturas que perpetúan sus tradiciones y su historia a las generaciones más jóvenes. La guerra y la construcción de los campamentos quedan notablemente grabadas en el corazón de todos los saharauis y su desgracia y lucha incondicional vuelan a través de sus representaciones al remitente de su arte. Todo el que conoce el sentimiento saharaui queda embriagado de su esencia y comienza a formar parte de este gran movimiento por la libertad y autodeterminación de este pueblo.
Éste es el gran objetivo actual del arte saharaui, aunar esfuerzos y voces para recuperar todo lo que les pertenece, porque el desierto se forma con pequeños granos de arena, y “REFUGI-ARTE” es un paso más en el Camino a la Libertad del que todos somos responsables.

Les rogamos den la mayor difusión posible al evento y agradecemos de antemano su colaboración.

Reciban un cordial saludo,

CARMEN MARIA MOHINO

SECRETARIA APS MADRAZA