viernes, junio 15, 2007

A las dos Generaciones de la Amistad, la del 27 y la Saharaui



Jorge Guillén abría con una dedicatoria para el pueblo saharaui “Os doy esto desnudo que es mi mano”, un libro de poesía que las nacientes asociaciones de solidaridad con el pueblo saharaui publicaban en los años 80. Los saharauis homenajeamos a la Generación del 27 en su 80 aniversario.

“Con toda el alma y con absoluta convicción me adhiero a la defensa de los derechos humanos y de la paz; y ahora me asocio a todo movimiento que favorezca y proteja a los desvalidos saharauis”
Jorge Guillén
Málaga. 20 de noviembre de 1982.

A las dos Generaciones de la Amistad, la del 27 y la Saharaui


Estaciones

Invierno de cuna
soportan
en tierras peregrinas.

Se canta en compañía,
a solas, susurran nanas.
En los canales rebosantes
de quimeras cornudas
vierten las amargas ganas.

Y día tras día,
se colorea el lienzo gris del olvido
a golpes cegados por la esperanza.

Guillén,
Salinas,
Cernuda
soñaban,
soñamos,
verano de cuna.



Efecto poeta

Revolotea la aliblanca,
la gartufa se engalana
por seguidillas se arranca,
zambra, zahora, jarana!

Amgala, Castilla, Zemmur,
Zuk, Miyek, Andalucía
relucen, irradian glamour,
jolgorio, algarabía!

La luna viste de lirio
monte, mariposa, río
participan del delirio,
risas, bailes, jaleo, lío!

Y dicen que las palabras
hojuelas son en el viento,
ahorita, comprenderás
por qué, con brío, disiento.

Zahra El Hasnaui Ahmed


Este año, concretamente el 16 y 17 de diciembre, se cumplen 80 años de la reunión de los poetas de la llamada Generación del 27 en Sevilla. El primer día, un viernes de 1927, tuvo lugar una velada en el Salón de Actos de la Real Sociedad Económica de Amigos del País en la que intervinieron José Bergamín, Dámaso Alonso y Juan Chabás y ofrecieron una lectura de poemas Federico García Lorca y Rafael Alberti. Al día siguiente, el Ateneo sevillano acogió una segunda velada, con las intervenciones de Bergamín y Gerardo Diego, y las lecturas de Jorge Guillén, Federico García Lorca, Juan Chabás, Gerardo Diego y Rafael Alberti. Entre el público estaba el joven sevillano Luis Cernuda, de quien se leyeron unos poemas. Ese acto quedó inmortalizado en la ya mítica foto del grupo en el salón del Ateneo. Y es considerado casi unánimemente como la fecha del despegue de una nueva y brillantísima generación artística de poetas, que también estuvieron acompañados por pintores, cineastas o músicos.

2 comentarios:

Fran O. Campillo dijo...

Muy bueno este post. En el blog que construyo (Caminando en el Desierto) propuse el ejercicio de conocer el origen de vuestro nombre. Gracias, shukran porque así puedo dirigir -una vez más- a quienes visitan ese blog hasta vosotros.
¡Ah! Uno de mis poetas favoritos, Pablo Neruda, estuvo intensamente vinculado a aquella Generación de la Amistad. Sobre todo, en los momentos más duros. Así recordaba a su malogrado amigo Federico:
Si pudiera llorar de miedo en una casa sola,
si pudiera sacarme los ojos y comérmelos,
lo haría por tu voz de naranjo enlutado
y por tu poesía que sale dando gritos.

Generación de la Amistad Saharaui dijo...

Nos influyen también poetas como Neruda, Miguel Hernández Machado, Benedetti, César Vallejo y tantos más, además de poetas saharauis y de otros países árabes claro. El nombre es efectivamente un homenaje a la Generación del 27 pero además la denominación “Generación de la Amistad” está cargada de sentido: Amistad del grupo de poetas que han compartido diferentes experiencias, infancia, exilio, estudio, trabajo en los campamentos; Amistad como saharauis con los españoles que les han apoyado, escritores, profesores e insituciones; Amistad del pueblo saharaui con otros pueblos, como el español, el argelino, el cubano. Esa es la idea.