miércoles, marzo 09, 2016

La poesía es un arma cargado de presente. La poeta saharaui Zahra Hasnaui participa en el festival Grito de Mujer 2016 | Flores del Desierto



La poesía acompaña las causas, es un arma para la resistencia, un arma cargado de presente. Bien lo saben los saharauis, un pueblo que ha hecho de la poesía un pilar de identidad, para la resistencia y para la lucha. Y una vez más lo comprobamos la tarde del miércoles 9 de marzo, durante el recital de poesía del festival Grito de Mujer 2016. Una de las poetas participantes era la saharaui Zahra Hasnaui, miembro del grupo de escritores saharauis Generación de la Amistad, y con una larga trayectoria en la literatura y el activismo cultural. Invitada con otras poetas al evento en el que ofreció un desgarrador testimonio Aisha, activista anti ablación genital femenina, Zahra recitó su poema ‘Saharauia’, que dedicó a todas las mujeres del mundo y un poema inédito, ‘Culpables’.
Y una mujer saharaui, sin más arma que sus poemas, ahuyentó a la Embajada del Reino de Marruecos, cuya presencia en el recital estaba prevista según pudimos saber, aunque finalmente nadie hiciera acto de presencia.

“Saharauia”
Por Zahra Hasnaui
(Dedicado a la mujer saharaui)
Tuve sed, y tus dedos
escanciaron el rocío.
Tuve hambre,
de pan, de paz,
y tus cantos me colmaron.
Con la capa de estrellas,
arropaste la noche gélida,
acercaste la luna y la brisa marina.
Espíritu,
alegría, esperanza,
cómo compensarte, dime,
cómo superar la magia.