sábado, marzo 29, 2014

‘Limam Boisha y los 40 trovadores’ protagonistas del IV Recital de Poesía Intercultural celebrado en el IES Bajo Cinca de Fraga

IV Recital Poesía Intercultural IES Bajo Cinca. Informa IES Bajo Cinca Fraga:
El poeta de origen saharaui fue el invitado especial de este acto organizado por la Asociación El Puente-Lo Pont y el centro fragatino en colaboración con el Ayuntamiento de Fraga como una de las actividades del denominado Marzo Poético.
Más de medio centenar de personas se reunieron en el hall del IES Bajo Cinca, convertido en un improvisado ‘café cantante’, para participar en el recital. La edición de este año tuvo como protagonista al poeta saharaui Limam Boisha que estuvo arropado por un nutrido grupo de personas, de edades comprendidas entre los 5 y los 80 años, que recitaron una selección de poesías de varios autores y en varios idiomas.
La velada se inició con un completo manual de las utilidades del turbante, prenda imprescindible para un pueblo nómada como el saharaui. Boisha aseguraba que “el turbante no es una cosa molesta, tiene muchas utilidades”, refiriéndose al miedo y el recelo que ha levantado en el mundo occidental lo relacionado con el mundo islámico por los lamentables acontecimientos de los últimos años, y añadía “sirve para protegerse de la arena del desierto, como cuerda para sacar agua, como toalla, para espantar a las moscas, como colador, como bolsa o de almohada”. El poeta se valió de la tradición y cultura del pueblo saharaui para introducir en el recital sus poemas, acompañados por otros seleccionados y recitados por los asistentes en diversas lenguas: inglés, búlgaro, árabe, francés, italiano, catalán y castellano.
A los poemas de Limam Boisha se sumaron los de Elisabeta Bagryana, Emily Dickinson, Gloria Fuertes, Pablo Neruda Edmon Jabès, Indio Rómulo, García Lorca o Desideri Lombarte, del que este año se conmemora el 25 aniversario de su muerte, en las voces de alumnos y profesores del centro, del grupo de lectura de mayores, del grupo de conversación en francés, de los grupos de aprendizaje de lengua árabe y de español y de varios asistentes.
Una jornada de convivencia intercultural que tiene como hilo conductor a la poesía acompañada, como es tradicional, por una degustación de repostería y té árabe elaborados por las asistentes. Un acto que alcanza su cuarta edición y que finalizó con la improvisada actuación de un alumno del centro, Shaban Shenolou, que dedicó unos ‘versos’ a ritmo de rap, utilizando la lengua castellana y la árabe como instrumento, a modo de despedida.