miércoles, mayo 15, 2013

Homenaje a Neruda. Residencia en isla negra, de Mohamed Ali Ali Salem


(Canción presentada en los campamentos con ocasión de la inauguración de la exposición dedicada a Pablo Neruda).
Parral te vio nacer.
Las lluvias de Temuco.
Santiago y su liceo,
sus miserias y tu hambre.
Tus sueños, tus zapatos.
Tus soledades infinitas:
Para nacer has nacido
y has vivido, lo confiesas.
En el eco del silencio.
En el obstinado tedio
de los días de Rangún, 
anhelando Marisol,
Marisombra y Albertina,
llegaste tú, sin tornasol
a los celos de Josie Bliss
y sus cuchillos de cocina.
El mar de isla negra
besa tu frente de luna.
Las olas de los ríos
de tus veinte luchas y una
cantan odas que logran
matar a los que matan.
Adalid nuestro que estás
en los cielos terrenales,
en el brillo de un recuerdo,
en el arrojo, en la duda,
en auras crepusculares
y en infinitas tentativas
como el hondero entusiasta,
como el capitán en sus versos.

Y estas, por siempre estarás
en escuelas y trincheras,
en sueños de colegialas,
en delirios de Pinochet,
en zozobras de Videla,
en la mente de Allende, 
en la mochila del che,
y en el aire necesario.
El mar de isla negra
besa tu frente de luna. 
Las olas de los ríos
de tus veinte luchas y una
cantan odas que logran
matar a los que matan.

Y estas, por siempre estarás
en este canto que nos brota
como oda sin lamento 
que rompe las tinieblas
en estas saharauis sendas
de exilio y intifada
de presente y ardua lucha.
Y combatimos invasores, 
hordas de la injusticia
y luchando, esperamos 
que un día sobresalga
con los sonidos triunfales:
que sale de los sonoro
el día y sus arpegios.
El mar de isla negra
besa tu frente de luna.
Las olas de los ríos
de tus veinte luchas y una
cantan odas que logran
matar a los que matan.