sábado, octubre 16, 2010

Fe en la independencia


Emmah Abdul Fatah era una de las auténticas mujeres del desierto, en su vida de nómada hiló grandes y hermosas jaimas negras, pastoreó el ganado, ordeñó ovejas y alimentó a su familia en tiempos de sequía y lluvia.

Al estallar la guerra en el Saguia el Hamra y Río de Oro, el destino la llevó a buscar refugio en la tierra argelina, junto a decenas de miles de sus compatriotas.

La conocí a finales de los años setenta del siglo pasado, cuando en el cielo del campamento flotaban los azgarit[1] y el retumbar de los barriles de agua vacíos, festejando los continuos reconocimientos de diversos países del mundo a la recién proclamada  República Saharaui; y por las noticias sobre las decenas de ciudades del Sahara liberadas por el ejercito Saharaui.

En el campamento no había hombres, sólo mujeres y niños. Emmah, debido a su avanzada edad, permanecía acostada boca abajo, apoyándose sobre sus piernas y brazos en su jaima, pasando las cuentas a su tisbih[2].

Cuando un guerrillero la visitaba, lo recibía con elogios, sonrisas y cálidas frases de bienvenida. Cuando la visitábamos los chicos, acompañando a nuestras madres, se arrastraba hacia su pequeño baúl de hierro, el único recuerdo de su tierra, y nos regalaba caramelos, dátiles, y esparcía una lluvia de perfume sobre las cabezas de los adultos.

-La independencia viene montada sobre un burro, que avanza lentamente-decía Emmah - tengan paciencia y verán que un día llegará a nuestro campamento.

En otras ocasiones las mujeres le preguntaban

- ¿Dónde llegó la independencia?

- Ha llegado a Tifariti[3] - les decía con gran serenidad.

Emmah falleció con la conciencia tranquila, convencida de que tarde o temprano se producirá aquel acontecimiento tan adorado y deseado.

A muchos años del fallecimiento de aquella gran mujer, nosotros los niños de su época, aún tenemos fe en que el burro sobre el cual cabalga la independencia está ya muy cerca, tal vez en la frontera del Sahara con Argelia o, quizás, quién sabe si no estará  a punto de asomarse por las colinas que rodean Rabuni…


Abdurrahaman  Boudda


*Foto: exposición Mujeres saharauis. Circoa


[1] Gritos de júbilo de las mujeres saharauis
[2] Rosario
[3] Ciudad del Sahara, en la actualidad pertenece a los territorios liberados