sábado, julio 31, 2010

Ataque racista en Lantarón


ALI SALEM ISELMU. VICEPRESIDENTE DE LA COORDINADORA DE INMIGRANTES Y REFUGIADOS DE ÁLAVA, KIRA Escritor saharaui
EL CORREO. 28/07/2010 A lo largo de la historia de la humanidad, siempre ha habido determinados grupos que han levantado la bandera de alguna ideología excluyente y sectaria para arremeter contra otros creyendo siempre que son superiores, que están legitimados mediante la violencia verbal y física para imponer su odio dentro de la sociedad. Aquí, en Álava, somos tolerantes y hasta ahora hemos convivido en paz, a pesar de algunos hechos aislados y conductas racistas que son minoritarias. Nuestra obligación es rechazar a los elementos que originan la intolerancia, aceptar la inmigración dándole la oportunidad de integrarse y ser parte activa en la sociedad.

Cada uno de nosotros debe entender que la aceptación del otro está en nuestra actitud y forma de pensar, cuando seamos capaces de asumir nuestras diferencias, terminaremos encontrando lo que nos une para luchar juntos por hacer de nuestro planeta, el planeta de los derechos humanos y la justicia. Asumamos los valores humanos que hay en estas palabras del premio Príncipe de Asturias, Zvetan Todorov: 'Los bárbaros son los que consideran que los otros, porque no se parecen a ellos, merecen ser tratados con desprecio o condescendencia'. Los senegaleses que sufrieron el ataque racista de Lantarón sólo querían ser respetados.