domingo, octubre 09, 2016

Zahra Hasanui y sus versos del desierto abren una nueva edición del FESCIGU

El Festival de Cine Solidario de Guadalajara (FESCIGU) ha vivido este martes la primera jornada de su XIV edición con un sonoro arranque a ritmo de batucada y una rotunda declaración de principios en su propuesta de “cinco días de cine sin fronteras, sin vallas y sin muros de la vergüenza”, en palabras de la directora adjunta del evento, Montse de la Cal, que ha conducido junto a Gema Fernández una gala inaugural centrada en el tema de reflexión de este año, el drama delos refugiados.
Unos 400 espectadores han acudido al Auditorio Buero Vallejo para vivir esta primera cita en la que se ha proyectado la primera sesión de la Sección Oficial de Cortometrajes (SOC), con 24 títulos que compiten por el Premio al Mejor Corto Europeo, el Premio al Mejor Corto Español y los premios de la Prensa y del Público.
(…)
Las presentadoras de la gala aparecieron acto seguido en escena, recordando que como la música de las batucadas, procedente de África, las personas también hemos viajado de continente en continente mezclándonos y enriqueciéndonos, pero “qué frágil la memoria de los hombres, qué rápido olvidamos que todos los pueblos hemos tenido que huir alguna vez”. Este olvido constituye la base de nuestra vergüenza que, tal y como señalaban las presentadoras, se evidencia en forma de muros que dividen todo el planeta, como el de Israel y Palestina, EEUU y México o, sin ir tan lejos, el de España con el norte de África.
De todos esos muros, el más largo del mundo, está en Marruecos, con sus 2.700 kilómetros para marginar al Sáhara Occidental. Zahra Hasnaui, poeta saharaui ha compartido con los espectadores la dura realidad en la que vive su pueblo desde hace varias décadas a través de tres poemas inéditos que ha presentado en la propia gala. Si bien la nostalgia y el dolor impregnaban algunos versos, Hasnaui ha acabado confiando en la futura independencia del pueblo saharaui asegurando, mientras hacía un guiño a Mario Benedetti, que la liberación de su gente “se acerca lento, pero viene”. Zahra Hasnaui se ha unido a las presentadoras para esbozar brevemente la situación de su pueblo y para reclamar cualquier gesto de solidaridad para esta causa ya que, no lo olvidemos, España tiene no poca responsabilidad en la situación actual del Sáhara.
Desde el público un grito anónimo ha reivindicado un “¡Sáhara libre!” que la poeta ha respondido con una sonrisa y el símbolo de la victoria en sus dedos.
(…)