lunes, marzo 16, 2015

Cangas de Onís solidaria

*Fuente: Luali Lehsen. Bubisher, 16 de marzo de 2015
El martes 10 de marzo llegamos a Cangas de Onís en el marco de la tercera edición de la semana de solidaridad de esa localidad con el Sahara. En contra de lo que suponíamos, hacia un día estupendo. El sol iluminaba las imponentes montañas que rodean este hermoso pueblo. El río Sella nos acompañó hasta la entrada misma del pueblo. En la sede de los actos, la Casa de Cultura local, nos esperaba Palma, alma del evento y del movimiento solidario saharaui. Allí nos explicó, con su contagioso entusiasmo, el programa de la semana y nos presentó a Carlos, miembro de Acción en Red Asturias,  un hombre amable y generoso que, entre otras muchas cosas, estuvo implicado junto a ella, en la génesis del hermoso libro de poesía que se presentaría como colofón del evento. Y junto a ellos, Moisés, director de la Casa de Cultura, y anfitrión de lujo.
Las paredes de la Casa de Cultura, una antigua cárcel transmutada, estaban vestidas con una exposición de fotografía de Nacho García Cossío, en la que mujeres, hombres y niños exiliados nos interpelaban, con sus miradas y sus historias, sobre una situación injusta que corre el peligro de cronificarse, según explico  Javier Amaro, representante de médicos del mundo, que trabaja desde hace varios años en los campamentos saharauis. La exposición la patrocinaba esta organización.
Limam Boicha, poeta y periodista, y Gabo, un inclasificable músico mexicano,  que siente el Sahara como suyo  y que, además, dirige la Escuela de Música en el campamento saharaui de Bojador, nos deleitaron con su espectáculo, “Cuentos y cantos bajo la jaima saharaui”. La pérdida de un camello sirve de pretexto para recorrer la historia y la cultura de los hijos de las nubes.  Bajo el cobijo de una jaima y al son del tidinit, de la flauta y de un té apacible y armonioso, los dos artistas van discurriendo por la poesía y las historias de pastores y guerreros que han conformado la identidad de los pobladores del Sahara.
La película de Yago Berenguel “Territorio Liberado” nos llevó en un viaje de dolorosa búsqueda, desde el campamento de Smara hasta el Tiris
Médicos del Mundo Asturias, Ingeniería sin Fronteras y Bubisher nos pusieron al tanto de la consecución de sus respectivos proyectos en los campamentos. Supimos que había carencia de medicamentos esenciales y que la larga espera en la yerma hamada, ha derivado en la proliferación de enfermedades crónicas. Que el agua es un oro líquido en la situación de exilio, y que, como muy bien explicó Carmen Álvarez, gracias a la solidaridad y a la sabia gestión de las mujeres saharauis llega equitativamente a todos por igual. Gonzalo Moure habló de la exitosa historia de las bibliotecas Bubisher, que han ido germinando, con el esfuerzo de muchos amigos y amigas, y de los saharauis que las gestionan en los campamentos de Smara, Auserd y Bojador, convencidos de que no solo de pan vive el hombre.
El ultimo día se presentó el libro “Bajo el mismo cielo, SON”, en el que siete poetas asturianos y siete saharauis entablan un mágico dialogo, a propósito de las palabras. Los textos ilustrados bellamente por los alumnos del instituto de Cangas de Onís, son como un puente, entre el verde prado y las áridas planicies, entre la soledad y la solidaridad, entre la lluvia y el siroco.
Un canto de pastores contra la desmemoria.

Luali Lehsen