miércoles, noviembre 27, 2013

Presentación de La primavera saharaui en Alcalá de Henares

Fuente: Haz lo que debas *conx Fotos: Patricia Hidalgo
El viernes 22 de noviembre pudimos disfrutar en Alcalá de Henares, Madrid, de una nueva presentación del libro “La primavera saharaui. Escritores saharauis con Gdeim Izik”. El libro ha alcanzado más de 500 ejemplares vendidos, lo que es un éxito, especialmente teniendo en cuenta de que se trata de un libro donde la poesía ocupa un lugar especial y que se trata de una autoedición, no teniendo detrás ninguna editorial que apoye el proyecto.
Abrió la velada Virginia Fernández de la Asociación de Amigos del Pueblo saharaui de Alcalá de Henares, organizadores de la presentación, y que han contribuido con su compra de libros a ayudar a la difusión y a los presos políticos saharauis.
Conchi Moya, antóloga del libro, explicó en la presentación que el proyecto para editar “La primavera saharaui. Escritores saharauis con Gdeim Izik” nació en 2011 para denunciar lo sucedido durante el desmantelamiento del campamento saharaui de la dignidad y con la pretensión de que la llama de Gdeim Izik no se apague. Por otra parte con el libro se trata de difundir la situación de los presos políticos saharauis en cárceles marroquíes, en la actualidad 57 presos, entre ellos el grupo de presos de Gdeim Izik. Recordó que todo lo recaudado con La primavera saharaui, que ya lleva más de 500 ejemplares vendidos, es para los presos políticos saharauis y sus familias.
Ahmed Muley Ali, Embajador saharaui en México y uno de los escritores que han participado en el libro, hizo una clara exposición sobre la historia del campamento de Gdeim Izik, desde que se levantó el día 9 de octubre de 2010. Habló de la jaima como elemento de lucha saharaui en Gdeim Izik, donde se levantaron miles de jaimas. Marruecos, desde que se levantó el Campamento de la dignidad ha prohibido que se monten jaimas en el Sahara ocupado y en el sur de Marruecos. La jaima es además una parte fundamental de la idiosincrasia y la cultura saharaui y Marruecos intenta borrar a cualquier precio la identidad saharaui.
El campamento de Gdeim Izik supuso una brecha en el bloqueo informativo que pesa sobre la cuestión saharaui, aquellos días se puso al Sahara en el mapa informativo a nivel mundial. Numerosos analistas consideran el campamento saharaui de Gdeim Izik como el inicio de la conocida como Primavera árabe, meses antes de los levantamientos que sacudieron Túnez, Egipto, Libia o Yemen. El embajador saharaui finalizó haciendo un resumen sobre las últimas actualidades referidas a la causa saharaui, la actual postura de EEUU, su apoyo a que la MINURSO incluya competencia de vigilancia de los derechos humanos, la última resolución en materia de derechos humanos del Parlamento Europeo y las últimas visitas de Christopher Ross, enviado personal del Secretario General de la ONU para el Sahara Occidental, al Sahara ocupado.
Posteriormente tomó la palabra Abdulah Arabi, delegado saharaui para la Comunidad de Madrid, quien calificó la actividad como un buen acto donde se presenta un libro, dentro de la nobleza de la propia causa saharaui, y del apoyo a la libertad, la justicia y el derecho internacional. El delegado afirmó que el campamento demostró la desesperación de las ciudades saharauis ocupadas. Destacó la unión del pueblo saharaui en la diáspora, el exilio y bajo ocupación bajo una misma causa y una misma lucha. En palabras de Abdulah, Marruecos calculó mal la importancia del campamento, que fue finalmente el inicio de la llamada Primavera Árabe.
La poeta Zahra Hasnaui, de Generación de la Amistad Saharaui y del Grupo de Escritores por Gdeim Izik aclaró que el libro se ha editado para “apoyar emocional y materialmente a los presos políticos saharauis y a las familias de estos presos, que viven en situaciones muy complicadas. La vida de los saharauis es muy difícil en los territorios ocupados, pero la de los que viven luchando contra la ocupación es doblemente difícil, más aún la de los presos y sus familias.
Destacó como 30.000 personas, que fueron las que participaron en el Campamento de la Dignidad Saharaui, son para una población pequeña como es lal saharaui, una proporción de ciudadanos enorme. Zahra recordó que el peor enemigo del Sahara es la invisibilidad del conflicto, por eso Zahra hizo un llamamiento al público asistente para colaborar en todo tipo de actividades, a hacerse portavoces de la causa saharaui.   
Posteriormente se recitaron poemas de “La primavera saharaui” y se dio paso a un debate. Para finalizar los autores firmaron libros al público asistente. Hay que destacar la presencia de dos cineastas mexicanos que están preparando un documental sobre el Sahara, y que viajaban al día siguiente a los campamentos.