lunes, diciembre 17, 2012

Presentación de La primavera saharaui en Zaragoza





El pasado viernes 14 de diciembre se presentaba en Zaragoza el libro “La primavera saharaui”, un libro editado por los escritores saharauis para denunciar lo sucedido durante el desmantelamiento del campamento saharaui de Gdeim Izik y que se considera como la llama que prendió la primavera árabe.
Conchi Moya, antóloga del libro y autora de la cronología que lo cierra, agradeció a todos los amigos que han hecho posible que la idea saliera adelante, escritores, el prologuista Carlos Ruiz Miguel, el autor de la portada, realizada por Cascales y todas las asociaciones y colectivos que han creído en el proyecto y que han organizado actividades, presentaciones y charlas alrededor de “La primavera saharaui”. Destacó que el libro pretende que la llama de Gdeim Izik no se apague y que se haga justicia con lo sucedido en aquellos días. Para finalizar animó a que se sigan haciendo actividades con este libro, y recordó que todos los beneficios están destinados para los presos políticos saharauis.
Carlos Ruiz Miguel destacó cómo la invitación que le hicieron para hacer el prólogo del libro fue un gran honor y un compromiso, al tratarse de un libro escrito por autores saharauis que admira y sobre un tema tan especial como el campamento de Gdeim Izik que, según sus palabras, “puede ser lo más importante que ha pasado en estos 37 años de causa”. El libro recoge la voz de los que saben decir lo que los juristas y los políticos no saben decir, permite decir lo que con otros lenguajes no se puede decir.  Estos escritos llegan muy hondo, a través de esta literatura se va más allá de la actualidad, se llega a la eternidad. Ruiz Miguel puso el ejemplo del niño Nayim El Garhi, asesinado en por policías marroquíes en el campamento, a quien se han dedicado dos bellísimos poemas en el libro y se preguntó “¿Alguien dedicaría algún poema a Mohamed VI?”
Mohamed Ali Ali Salem, poeta y fundador de la Generación de la Amistad Saharaui destacó que este libro supone un compromiso político con la causa saharaui y la lucha por la palabra contra la invasión. Entre los escritores se mezclan diferentes sentimientos, en algunos de los poemas se enlazan vivencias del pasado con el horror que se vive ahora en el Sahara. Definió el libro como “un canto a la esperanza”.
Bahia Mahmud Awah, uno de los escritores saharauis que participan en el libro destacó la importancia del compromiso del escritor saharaui a través de la literatura con su causa y su cultura. Citó una estrofa del famoso poema de Gabriel Celaya “La poesía es un arma cargada de futuro”: “Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse”. Para profundizar en este compromiso con la tierra, citó el caso del clásico de la poesía saharaui Salama Uld Eydud en su poema “Dígale a Yedehlu que en esta morada que inspira el alma, ha llovido”, versos de compromiso con la geografía saharaui, y añadió otros casos similares, a los que, según Bahia, deben mirar los actuales escritores saharauis. El libro es, según el escritor saharaui, reflejo del compromiso que emana de la convicción de estos autores con la causa nacional saharaui y en especial con lo que sucede en los territorios ocupados del Sahara.
Para finalizar, Jesús Maestro, de Um Draiga, definió el libro como un “manual de lucha para aquellos que trabajan en la causa saharaui”.