sábado, octubre 22, 2011

Zahra Hasnaui en la Conferencia "Literatura de mujeres en torno al Sahara Occidental"



*Fuente: Haz lo que debas

Alicante sigue con su apoyo incondicional a la literatura saharaui. El viernes 21 de octubre tuvo lugar la conferencia "Literatura de mujeres en torno al Sahara Occidental" con las escritoras Zahra Hasnaui (Sahara Occidental) y Conchi Moya (España), que hablaron sobre la cuestión saharaui en la literatura desde el punto de vista de las mujeres.

Zahara Hasnaui, miembro de la Generación de la Amistad Saharaui realizó una exposición sobre la literatura de las mujeres saharauis en los tres idiomas principales de creación en el Sahara Occidental: hasania (lengua de los saharauis), árabe y español. Durante su intervención Zahra recordó las primeras creaciones en español de mujeres saharauis durante la década de los 70 del pasado siglo, poemas recogidos en revistas de colegios e institutos de la época colonial de jóvenes como Naha Aliem Ahamedu o Fatma Ahamed Abdesalam, una niña saharaui que tenía 13 años cuando en 1974 ganó el X Concurso Nacional Literario para la Juventud. La invasión del Sahara rompió con los sueños de estas primeras creadoras.

La escritora saharaui recordó como se volvió entonces a la composición en hasania, fue el turno de las poetisas de la revolución, quienes creaban su producción poética inspiradas en especial por las batallas de la guerra del Sahara y la resistencia de sus habitantes. Son estos poemas de producción oral, siendo una de sus principales representantes Ljadra Mint Mabruk.

Hasnaui hizo referencia a las mujeres saharauis que escriben en árabe, como el caso de Nana Rachid, autora de los poemarios “Sufrimientos grandes como mi Patria”, editado en 2007 y "La pluma prisionera", editado en mayo de 2008.

También hubo mención para las poetisas de las zonas ocupadas, una de las más destacadas es Jadiyetu Aleyat, perteneciente a una familia de poetas, vivió en las zonas ocupadas, donde cantó a la resistencia saharaui y empezó a recibir una gran presión por parte de las autoridades de ocupación debido a su poesía. Huyendo de la persecución marroquí se incorporó a los campamentos de refugiados saharauis, donde reside actualmente, y desde donde continúa con su producción literaria.

Para finalizar Zahra Hasnaui se dedicó a las poetisas saharauis contemporáneas que escriben en español, mencionando primero a Fatma Galia, autora de varios poemarios y luego recitando algunos poemas de su propia producción, tan reconocidos ya como “Voces” o “Saharauia”.

Por su parte Conchi Moya, a pesar de comenzar defendiendo que los que deben escribir sobre el Sahara son sobre todos los propios saharauis (recordó las palabras de Limam Boicha “Para que los saharauis dejen de ser imaginados por otros”), confesó que le gusta tanto la cultura saharaui que no puede evitar escribir sobre el Sahara, aunque en palabras de la autora “atreverse a escribir siendo extranjero sobre una temática tan rica, misteriosa y compleja como es la saharaui, es cuestión de valientes, cuando no de temerarios”. Conchi recordó a las escritoras españolas que han inspirado en el Sahara Occidental para sus creaciones, citando nombres como Maribel Lacave, Mª Jesús Alvarado, Ana Rossetti, Elena O' Callaghan, o Lucía Etxebarria, entre otras, refiriéndose también a autoras salidas del movimiento solidario como Antònia Pons o ella misma.


Finalizó su intervención con una lectura de textos de Delicias saharauis, acompañada de imágenes que ilustran las historias de la tierra saharaui recogidas por la autora en compañía de la protagonista del libro, la joven refugiada saharaui Fatimetu, “a quien la nostalgia y la necesidad de conocer de dónde viene convierten en una buscadora de historias”. El libro es comparado por la autora con “la caja de los nómadas, el lemyar que nunca falta cuando viajan en busca de pastos para el ganado. Ese lemyar es el libro Delicias saharauis”, lleno de historias, anécdotas, fábulas, poemas, y todo tipo de pinceladas sobre geografía saharaui, el desierto, las ciudades, las tradiciones, personajes, eruditos y sabios.


Por último destacar que la organización del evento estuvo a cargo de la Asociación Dajla de San Vicente del Raspeig, teniendo a la Universidad de Alicante como colaboradora.