sábado, enero 27, 2007

Carta de la Generación de la Amistad a Eduardo Galeano



CARTA A EDUARDO GALEANO. Enero de 2007

Estimado Eduardo Galeano,

El sueño de la libertad y la pesadilla del exilio es nuestro punto de encuentro, porque nuestras experiencias son similares y queda claro cuando afirma “negarle a un pueblo el derecho al voto es robarle un país”; sabemos que ha estado exiliado en Argentina, y en España hasta 1985, porque una dictadura secuestró su país.

Amigo Galeano,

somos un grupo de escritores saharauis exiliados en España, que escribimos en español. Constituimos en julio de 2005 en Madrid la Generación de la Amistad Saharaui. En esta nueva plataforma de expresión de la cultura saharaui, aunamos nuestras voces, nuestra protesta y nuestra denuncia sobre la difícil situación impuesta al pueblo saharaui desde la invasión marroquí. Treinta años llevamos despojados de casa y patria, treinta años de desesperada espera. Sin raíces, sobrevivimos aferrados a la esperanza del retorno, muchas veces náufragos en el océano de los recuerdos.

Nos definimos como escritores saharauis en castellano en reivindicación de ese rasgo que nos distingue como el único pueblo árabe y africano que habla, piensa, sueña y siente en español. Idioma en el que brota no sólo la ahogada rabia, la rabia furibunda y la desesperanza, sino también la risa alegre, y hasta la carcajada, el amor recatado y la pasión desenfrenada; en definitiva, esos pequeños y grandes detalles que conforman nuestra existencia.

España, madrastra cruel, nos dejó abandonados a nuestra suerte en 1975. Hoy, 31 años después, la antigua metrópoli sigue lavándose las manos con respecto al conflicto del Sahara en los foros internacionales. Pero España también nos hace el más doloroso de los vacíos en el aspecto cultural. El esfuerzo del pueblo saharaui por mantener vivo el español tanto en los campamentos como en las zonas ocupadas, donde Marruecos elimina con saña cualquier vestigio que recuerde el pasado colonial español, deja indiferente a las autoridades españolas.

Qué diferencia con la acogida que nos brindan los países de Latinoamérica, con su apoyo y reconocimiento por nuestra justa causa. Como es el caso de su tierra, Uruguay, que reconoció a la República Saharaui (RASD) en diciembre de 2005. Por ello hoy más que nunca nuestra mirada está puesta en ustedes. Y un motivo más de unión entre nuestros pueblos es el idioma, porque resulta mágico que a través de ese patrimonio que nos legaron y del que se desentienden en nuestro caso, podamos pueblos americanos y africanos entendernos y sentirnos, de corazón, hermanos.

Nos hemos criado leyendo a los poetas españoles y latinoamericanos, a los que amamos y consideramos también nuestros. Como amamos y sentimos profunda admiración por su obra, amigo Galeano, capaz de enseñar al mundo cómo un continente ha sido empobrecido por el saqueo de sus riquezas y cómo su pasado colonial condiciona su desarrollo actual. De nuevo un pasado común que nos hace sentirnos aún más cerca de ustedes.

Desde el momento en que nos pusimos en contacto con la literatura latinoamericana leyendo a escritores como Gabriel García Márquez, Juan Rulfo, Gabriela Mistral, Alejo Carpentier y otros tantos, siempre hemos sentido especial admiración por usted y por el compromiso con su continente y su gente, que a la vez es nuestro, porque hemos estudiado en universidades cubanas y en ellas hemos crecido recreando nuestros sueños en español. Es por eso que parte de nuestra historia es suya porque nos une una lengua a través de la cual nos expresamos todos con una sola voz, la voz de la libertad de los pueblos y el fin de los tiranos y la opresión.

Somos seguidores de sus libros, imprescindibles, y de su compromiso. Bocas del tiempo, Patas arriba. La escuela del mundo al revés, El libro de los abrazos, Memoria del fuego, Días y noches de amor y de guerra o Las venas abiertas de América Latina, calan muy hondo entre quienes hemos conocido el exilio y padecido la injusticia desde muy temprano.

Con usted, querido amigo, queremos sentir las palabras, las imágenes, el horizonte y unir mediante la emoción de cada uno, la leyenda de América y el Sahara.

Nuestra gente habla y toma de referencia su nombre y sus obras como cercano a nuestra lucha y nosotros los escritores y poetas interpretamos su obra literaria como inspiradora en nuestro exilio.

Seguimos de cerca su viaje a los campamentos de refugiados saharauis el pasado año y sus palabras en Tifariti, territorio liberado, en apoyo al pueblo saharaui nos dejaron tremendamente emocionados. Hemos escuchado con especial atención sus declaraciones sobre el pueblo saharaui en diferentes medios de comunicación y esperamos sinceramente poder conocerle, expresarle nuestro agradecimiento y enseñarle la parte de América que está viva en cada uno de nosotros.

Querido amigo, esperamos que al recibo de esta carta se encuentre bien y que los lazos de amistad nos lleven con éxito al horizonte que tenemos en común, la libertad, la paz y la justicia.

Reciba un cordial saludo,


Generación de la Amistad Saharaui,
Ali Salem Iselmu, Bahia Mahmud Awah, Chejdan Mahmud, Limam Boicha, Luali Lehsan, Mohamed Salem Abdelfatah Ebnu, Saleh Abdalahi, Zahra Hasnaui.


Respuesta de Eduardo Galeano a la carta enviada por la Generación de la Amistad el día 9 de enero de 2007.
"Esa carta de los escritores saharauis es mi mejor regalo de año nuevo.Gracias mil, y que os trate con cariño este bebé que responde al nombre de 2007". Eduardo Galeano

1 comentario:

Anónimo dijo...

I found this site using [url=http://google.com]google.com[/url] And i want to thank you for your work. You have done really very good site. Great work, great site! Thank you!

Sorry for offtopic