miércoles, julio 26, 2006

El futuro es un reto urgente


Estoy solo buscando el inmenso vacío que invade mis ideas y me hace ser cómplice de cada momento que siento, espero que la distancia transmita por mi todo lo que no soy capaz de sentir o compartir, en los momentos en que la vida nos aborda y desborda debemos ser firmes y consecuentes con las ideas que sentimos y defendemos.

Nosotros somos el producto de una experiencia sui generis porque nos movemos entre la incerteza del pasado y la inevitable velocidad de un mundo condenado a no entender sus propias contradicciones; de una parte nuestros corazones condenados siempre a mirar la otra frontera que hemos dejado atrás, una frontera que no hemos trazado y que nos convierte en rehenes de cada historia de la que somos protagonistas por inercia.

Nosotros hemos abandonado la esencia de nuestros ideales por buscar adaptarnos a una situación más estable, a una situación que nos obliga a ser rehenes de las circunstancias; debemos fluir por encima de los dogmáticos del momento, enseñar la frescura y la vitalidad de nuestras ideas a través de propuestas sociales que generen confianza y esperanza en la sociedad .

La historia es cruel muchas veces con quienes son incapaces de llevar a su pueblo, enseñarle el camino de una resistencia eficaz, con capacidad de conocimiento y maniobra en cada momento. No es suficiente la claridad de la ideas, ni es suficiente su belleza, ni su autenticidad; se necesita mucha capacidad para orientarse en cada situación y elegir la decisión acertada .

Nosotros somos responsables de nuestra situación, de nuestro futuro y debemos luchar con la suficiente valentía y coraje para transformar esta realidad en una nueva ilusión que refleje y garantice las aspiraciones futuras de la sociedad a la que pertenecemos.

Espero sinceramente que no seamos conformistas y no aceptemos las cosas tal como son, debemos tener la suficiente ambición y derroche para afrontar esta situación con objetividad; creando conciencia en la gente del peligro de aceptar el olvido, el destierro y la prolongación de un problema de forma indefinida.

Ante este drama solo nos queda un arma y es el arma de la creatividad y la imaginación; en este callejón sin salida nadie nos va a enseñar la puerta que debemos atravesar, nosotros tenemos la obligación y la necesidad de encontrar la senda correcta que nos permita ir en la dirección adecuada, innovando las ideas y las estrategias; Eduardo Galeano nos plantea en su libro Las Venas Abiertas de América Latina: y porque en la historia de los hombres cada acto de destrucción encuentra su respuesta, tarde o temprano, en un acto de creación. Estas palabras confirman la necesidad de tener la iniciativa e ir hacia nuestro objetivo con capacidad de reacción.

Con esto quiero decir que debemos afianzar las estructuras de nuestro estado en las zonas liberadas del Sahara Occidental; desde la creación de núcleos de población, aeropuertos, carreteras y todas las infraestructuras necesarias para convertir en una realidad la existencia del estado saharaui. Y exigir a través de la Minurso y las organizaciones no gubernamentales el respeto a la libertad y seguridad de nuestra población en las zonas liberadas; creo que ha llegado la hora de tomar cartas en el asunto para que Marruecos entienda que de forma unilateral no puede seguir ejerciendo una política de ocupación a nuestro territorio y que la única solución posible después de treinta años de conflicto pasa por el respeto al derecho del pueblo saharaui y únicamente el pueblo saharaui a decidir de forma libre su destino a través de un referéndum de autodeterminación.

ALI SALEM ISELMU
Generación de la Amistad